Menu

loading...

Repunta robo de ganado en el País

En enero de 2019 se registraron 472 hurtos, cifra mayor al promedio mensual de 2018 de 403.67, y 6.79% más que el mismo mes de ese año


 

En enero de 2019, las cifras oficiales del robo de ganado indican un repunte, ya que en ese mes se ubicaron en el segundo nivel más alto en 15 meses.

Según los datos del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, en enero se reportaron 472 robos de ganado en el país, dato que sólo es superado en octubre de 2018 con 493 hurtos.

El promedio mensual en 2018 fue de 403.67 robos, cifra menor al resultado de enero de este año. Asimismo, el hurto del primer mes de 2019 se incremento 6.79 por ciento, frente al mismo mes del año anterior.

Los productores asocian el repunte del primer mes de 2019 por el combate al huachicol, ya que el crimen organizado migra a otras actividades.

Adalberto Velasco, presidente de la Unión Ganadera de Jalisco, comentó a El Heraldo de México que si bien el delito no es nuevo, sí hay novedad en los métodos y el volumen. Años atrás, el ganado era sustraído de los pastizales y en cantidades que alcanzaban las decenas.

En la actualidad el robo alcanza más de un centenar de unidades; lo realizan grupos armados con camiones que atacan en los puntos de ordeña en los casos de las vacas, o de engorda en el ganado destinado a carne.

El precio promedio de las reses varía, en las vacas lecheras oscila entre 30 mil y 35 mil pesos; mientras que el ganado para carne tiene un precio promedio de 20 mil hasta 25 mil pesos.

Tomando los datos oficiales, se estima que en 2018, el valor del robo de ganado superó 100 millones de pesos.

Las cifras podrían aumentar, si se toma en cuenta que muchos robos no se denuncian, y que también hay hurtos de sementales de entre 50 mil y hasta 200 mil pesos si son importados.

Un afectado es Miguel Ángel Aramburo, presidente nacional del Cebú, a quien el año pasado le robaron 35 sementales cebú sardo negro. Relató que ataron a los vigilantes del rancho a las 19:00 horas, llegó un grupo armado para arrear las reses y comenzaron a cargarlos a medianoche; dos horas después salieron del rancho.

Oswaldo Cházaro, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas,considera que para atacar el problema se debe trabajar más entre los tres niveles de gobierno en la prevención del delito.

En tanto, Constantino Cano, secretario nacional de la Asociación Simmental Simbrah, relató que a diferencia del centro, occidente y norte del país, el robo de ganado en Tabasco se ejecutan en los ranchos, y no en el transporte de los animales.

Se refirió la necesidad de hacer un seguimiento a la movilización del ganado para poder determinar su origen, en vista de que no es muy conocido su destino final.

 

 

 

 

 

Fuente: Heraldo de México 

Leer más ...

Impunidad y corrupción fomentan robo de ganado, asegura Gil Campos

Productores no suelen denunciar delitos debido a lo complejo de los trámites y a que consideran que "no pasa nada"


 

Evitar la corrupción y aplicar sanciones efectivas a los responsables de robo de ganado ayudaría a combatir ese ilícito, explicó Ignacio Gil Campos, miembro del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Yucatán A.C.

De acuerdo al Informe de Incidencia Delictiva del Fuero Común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el 2018 se registraron 17 casos de abigeato, cifra inferior a la del 2017, cuando fueron 27 los incidentes denunciados.

Sin embargo, el ingeniero agrónomo indicó que dichas cifras no son precisas, pues los productores –sobre todo los que realizan la actividad a pequeña escala–, no suelen denunciar los delitos debido a la complejidad burocrática que implica el trámite y a la “impunidad” en la que permanecen los responsables de los robos. “Como no pasa nada, las víctimas prefieren dejar las cosas en paz”, dijo.

El especialista detalló que en la zona ganadera el robo de ganado no es “tan” frecuente, ya que implica una mayor organización y generalmente ocurre directamente desde el rancho con las especies vivas. En la zona costera los pequeños productores sí suelen atravesar esos incidentes pero “no les dan importancia”.

“Tienen sus toritos, los sacan a pastar en los montes muy extensos o como el ganado es arisco, no entra a los corrales. Cuando el dueño regresa ya están destazados, sólo dejan el pellejo y la cabeza”, apuntó Gil Campos, quien estimó que esos incidentes representan una grave pérdida para los productores, dado que cada ejemplar cuesta entre 14 y 15 mil pesos. 

Por ello, recalcó, es necesario que exista cero tolerancia a la corrupción y que se apliquen sanciones efectivas a los responsables. “Pueden estar los policías cuidando la zona, pero les dan su moche y no hacen nada, entonces hay que evitar ese tipo de prácticas”, concluyó.

 

 

 

 

 

Fuente: La Jornada Maya

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS