Menu

loading...

Abigeato no disminuye aseguran ganaderos

Abigeato no disminuye aseguran ganaderos

La incidencia de robo de ganado ha incrementado en lo que va del año

 


 

La incidencia de robo de ganado no ha disminuido y por el contrario se ha incrementado en lo que va del año, por lo que ganaderos piden a las autoridades se lleven a cabo operativos y tratar de acabar con el abigeato que afecta de manera grave a quienes se dedican a esta actividad en la región.

En base a denuncias de ganaderos, se logró saber que las autoridades piden que sean los productores los que se encarguen de vigilar sus predios más alejados, que todo el ganado este marcado por un quemador y en caso de haber denuncias, la policía ministerial tiene que implementar ordenes de investigación y atender cada una de estas al dar seguimiento y aclarar los casos de robo de ganado que se lleguen a presentar.

 
 
 

Las autoridades encargadas de la procuración de justicia están en constante comunicación con la Unión Ganadera Regional, que dirige Manuel Valdés Galicia, quien dijo que se trabaja con la fiscalía con la finalidad de atender esta problemática que vive la región huasteca, que ha dejado mucho que desear en lo referente al robo de ganado, porque las estrategias que han puesto en práctica, no han dado el resultado que se esperaba y el robo de ganado sigue fuera de control.

Señalan autoridades que la incidencia de abigeato está la baja en municipios como Tanquián de Escobedo, Ciudad Valles, Tanlajás y San Vicente que antes era considerado “foco rojo”, pero ha disminuido, pero por su parte los ganaderos piden que la vigilancia continúe para inhibir el robo de ganado, principalmente en límites con Veracruz y Tamaulipas, que es donde se reportan más casos, pero que no son denunciados porque hay desconfianza en las autoridades.

Los ganaderos consideran que se debe informar sobre el resultado de cada una de las acciones realizadas, para conocer cifras reales, porque esto nunca lo han hecho las autoridades respectivas.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Sol de San Luis 

volver arriba