Menu

loading...

Ganaderos se organizan para linchar a ladrones

Ganaderos se organizan para linchar a ladrones

Productores de la ribera del río Hondo han decidido cuidar sus ranchos de esa manera.


 

 Los agropecuarios de la ribera del río Hondo, cansados del constante robo a ganado, se organizaron para vigilar a sus animales para hacer justicia por mano propia y “linchar” a los ladrones.

Joaquín Lerdo Montes, productor ganadero con más de 30 cabezas de bovino en la comunidad de Cacao, dio a conocer la problemática que han estado padeciendo desde hace cinco años, señalando precisamente el hartazgo del gremio, que ha visto desaparecer su patrimonio de esa manera.

“Los productores de ganado de la zona ya nos pusimos de acuerdo en que si las autoridades no hacen nada por parar tanto robo de ganado, nos veremos en la necesidad de protegernos entre nosotros mismos, y en caso de detener a los ladrones, hacerse justicia por propia mano, porque solamente de esa manera se podría erradicar tanto abigeato”, comentó.

Señaló que debido a que no todos tienen recursos para pagar un velador que cuide los ranchos, siguen siendo víctimas de la delincuencia, quienes prácticamente saquean los ranchos.

“Nos estamos organizando con productores ganaderos de comunidades vecinas, como Rovirosa, Pucté y Álvaro Obregón, con la finalidad de avisar cuando se avizore  la movilización de ganado, de manera sospechosa o en horas de la noche”, dijo.

 

Además, los ladrones no solo se limitan a robar vacas, sino que una vez en el rancho, se roban equipos de sistema de riego, bombas para la extracción de agua de los pozos y hasta los transformadores eléctricos.

La población cree que las autoridades no han resuelto nada y que solamente sirven para hacer negocio, porque han visto que si alguien es detenido, sale libre inmediatamente

Armando Martínez Fernández, productor del ejido Álvaro Obregón, señaló que desde finales del 2018 ya se habían organizado para crear grupos de autodefensa para proteger el ganado.

Señaló que en el caso de la comunidad, se tiene prohibido movilizar algún animal después de las 11 de la noche, además de que se tiene el apoyo de la Policía Rural, conformada por los mismos ejidatarios, quienes realizan recorridos en los ranchos al menos dos veces por semana.

Señaló que aunque se han tenido infinidad de reuniones a los largo de los años con los representantes de las diversas corporaciones policíacas, hasta la fecha no existe una estrategia que dé resultados y disminuya o erradique esta actividad ilícita.

 

 

 

 

Fuente: Yucatán a la Mano 

volver arriba