Menu

loading...

Realizan ganaderos asamblea local; surge inconformidad

Realizan ganaderos asamblea local; surge inconformidad

Los ganaderos de Hermosillo realizaron ayer su asamblea local en la que se abordaron los puntos acordados, pero al final hubo incidencias porque hubo quienes se quejaron porque se clausuró la reunión sin ser escuchados.

La asamblea general de la Asociación Ganadera Local de Hermosillo se desarrolló y clausuró de manera adecuada; y aunque hubo quiénes buscaron la palabra sin poder obtenerla, no se registró ningún conflicto, precisó Héctor Platt Martínez.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), quien busca reelegirse por el cargo, indicó que se trata de una reunión informativa, para la cual se convoca al gremio un mes antes.

"La asamblea se desarrolló bajos los puntos del día y fue convocada en tiempo y forma hace un mes, así se basa en la Ley de Asociaciones Ganaderas y lo dice claro la convocatoria.

"Primero, es prácticamente lectura del acta de hace un año, porque son informes; y en primer lugar es informativa y todos los puntos que se tratan ahí tienen un mes para que todos los socios se conformen o inconformen", detalló.

Platt Martínez puntualizó que una vez dada la lectura al acta de la asamblea anterior, la Presidencia actual da a conocer su informe, seguido por el de Tesorería, del Consejo de Vigilancia y termina con los asuntos generales.

"En este último se le da la palabra a los representantes que haya, ya sean los invitados por parte del Gobierno estatal o federal; en este caso al representante de la Unión Ganadera, que es el órgano máximo de las Asociaciones, por eso me dieron la palabra primero a mí", subrayó.

Si Daniel Baranzini, quien es candidato por la presidencia de la UGRS, tomó la palabra, aclaró Héctor Platt, se debe a que la pidió con anterioridad, por lo que pudo expresarse antes de que la asamblea fuera clausurada.

"Después me dan nuevamente la palabra a mí para que clausure, porque ya no había otro punto que tratar; cuando me dan la palabra para clausurar, yo clausuro la asamblea y fue todo lo que pasó, no hubo ningún conflicto.

"Quizás haya gente que quiera violentar una asamblea, pues puede ser; pero cuando yo estaba lo único que hice fue clausurar la asamblea, yo tenía toda la facultad: Cuando empiezan a gritar yo no me doy cuenta porque ya había clausurado y luego empieza la fiesta, la música", aseveró.

El presidente de la Unión Ganadera subrayó que se malinterpretaron los videos que se muestran en redes sociales y que lo que se intentó hacer con ello fue violentar la asamblea, por lo que los consideró una falta de respeto.

"Y lo digo porque fue un magnifico informe de presidencia, de Gonzalo Hernández, que vale la pena, que es lo que se debería informar", acentuó.

Clausura apresurada y correcta: Baranzini

Daniel Baranzini, por su parte, calificó la clausura del evento como apresurada, pero también correcta, pues se evitaron divisionismos y conflictos entre los agremiados, mismos que deben estar muy unidos.

"Entiendo la posición y que hay un respeto en la contienda, pero la realidad es que no se dejó hablar realmente a los agremiados, entonces se clausuró apresurado; en lo personal creo que fue una buena decisión porque es una fiesta de todos los agremiados y no querían un conflicto en ese momento", reiteró.

Independientemente de buscar el apoyo de la Asamblea durante la contienda por la presidencia de la UGRS, enfatizó, se debe priorizar la unidad del sector y sus agremiados.

"La realidad es que al final del día lo que tenemos que hacer es buscar la unión, mantenernos unidos siempre, entonces aunque no me haya favorecido (la pronta clausura), lo entiendo, por no buscar divisionismos y que no hubiera un problema en la asamblea", destacó.

Baranzini añadió que durante el evento no se registró ningún conflicto y aseguró que se debió a que él puso un alto a la situación, para seguir siendo un gremio muy unido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Imparcial.com 

volver arriba