Menu

loading...

30% de ganado aún sin aretado

30% de ganado aún sin aretado

“Está a punto de vencer el plazo para cumplir con esta obligación, a partir del 1 de enero todo el ganado para consumo humano deberá cumplir con este requisito "

 


 

Por lo menos 30% del ganado que se cría en Aguascalientes para el consumo humano permanece sin aretar, a pesar de que el plazo para cumplir con esta obligación vence el próximo 31 de diciembre.

El presidente de la Comisión de Ganadería del Congreso del estado, José Manuel González Mota calificó como preocupante el desinterés que muestran los productores del ramo por dar seguridad sanitaria a los consumidores locales y ayudar, con esta medida, a prevenir el abigeato que ha azotado a la entidad desde hace ya varios años.

 
 
 

Está a punto de vencer el plazo para cumplir con esta obligación, a partir del 1 de enero todo el ganado para consumo humano deberá cumplir con este requisito y con ello dar seguridad sanitaria para los animales que van al rastro y de los que se obtiene la carne que ponemos en la mesa de nuestras familiasGonzález Mota reconoció que, contrario a lo que pudiera pensarse, existe alta renuencia de muchos ganaderos locales para instrumentar esta medida, a pesar de los beneficios que ello significa.

Reconoció que, de acuerdo a cálculos conservadores, hasta 30 mil ejemplares de ganado bobino permanecen sin que se realice el registro para su aretado, que representan alrededor de 30% de los existentes en la entidad.

Por otra parte, González Mota recordó que a partir del próximo año se busca establecer precios de garantía al maíz, frijol, leche, crédito ganadero a la palabra, entre otros proyectos de apoyo a los pequeños productores de todo el país.

Estamos a la espera de las reglas de operación. Se pretende con ello darle vida y que resurjan los pequeños productores, pero también que esos pequeños productores puedan vender, que se dé un nuevo impulso al sector rural, y se beneficie también a los consumidores finales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Sol del Centro 

volver arriba