Menu

loading...

Ganaderos y campesinos se preparan para el estiaje

Ganaderos y campesinos se preparan para el estiaje

Campesinos de diversos ejidos se preparan para la temporada de estiaje, la cual auguran será intensa comenzando el mes de abril.

Ganaderos y agricultores señalaron que debido a que los depósitos naturales cada vez retienen menos agua a consecuencia de las altas temperaturas y la deforestación, se están preparando con la construcción de "ollas de agua" para soportar la temporada de calor, toda vez que en algunos ranchos dependen del agua de los arroyos que se están comenzando a secar.

Entrevistados mientras realizaban diversos trámites en sus asociaciones ganaderas, manifestaron que la deforestación ha sido ocasionada principalmente por los ganaderos y huleros, pues echaron abajo sus árboles porque ya no producían o no les redituaba el negocio.

Como consecuencia de la tala inmoderada los agricultores aledaños comenzaron a sufrir las consecuencias, pues los manantiales se han ido secando.

Para Roberto García Timoteo de la colonia agrícola y ganadera Miguel Alemán, la sequía ya se empieza a notar por el intenso calor que ha hecho en los últimos días, se espera que afecte a la producción de los campos agrícolas y ganadero a partir del mes de abril cuando de plano ya no haya agua en los arroyos.

Debido a que los depósitos naturales cada vez retienen menos agua, Benito López de los Santos de la congregación Pedregal dijo que coordinó con otros ejidatarios y decidieron rentar una maquinaria que el próximo mes llegará para construirles “ollas de agua” debajo de algunos árboles para que acumulen agua que si deja de haber en los ríos, tendrán que comprar por pipas como ya lo han hecho otras ocasiones.

Sergio Hernández Rivera de la congregación Cerro de Nanchital, dijo que el año pasado se dio a la tarea de volver a sembrar cercas vivas en su propiedad, ya que hace tres años su tío acabó con árboles maderables y se secaron los manantiales.

Este año prevé que tendrá que comprar agua para el ganado pero espera que en el 2018 nuevamente se restablezca el agua en su rancho para que sus animales no sufran mucho la sequía, ya que esto les provoca que bajen de peso porque se niegan a comer.

Israel de la Luz Jaime, explicó que los semovientes bajan de peso y para los productores es una pérdida, porque el ganado en pie cuando adelgaza se le gana menos. En ese sentido, dijo que cada año los problemas son peores para la ganadería, porque hay menos apoyo de los gobiernos para el campo y cuesta más caro la producción.

Delfino Morales dijo que lo que mayormente siembran en la zona rural es el maíz, pero la sequía les afecta porque las plantas necesitan del agua y se escasea en los arroyos y tampoco llueve, por lo que muchas plantaciones se secan o si se logran, la producción es raquítica.

Los cultivos son totalmente afectados por la deforestación, por lo que tanto ganaderos como agricultores tendrían que sembrar árboles, ya que si no se toman medidas ahora, a futuro se tendrán consecuencias peores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Fuente: Presencia

 

 

volver arriba