Menu

loading...

Sanidad (20)

Métodos de control integral de garrapata (Boophilus) en bovinos con y sin presencia de resistencia a los ixodicidas en Tamaulipas

Con el objetivo de obtener nuevos protocolos de control de garrapata Boophilus y reducir costos, porcentajes de mortalidad por la presencia de enfermedades como piroplasmosis y elevar la productividad en áreas con garrapata resistentes a los ixodicidas. Se realizo este estudio de seguimiento de dos protocolos de control integrado en garrapata bajo diferentes situaciones en dos ranchos del estado de Tamaulipas.

Leer más ...

Evaluación de perfiles séricos de dos presentaciones comerciales de enrofloxacina en bovinos (Segunda parte)

RESULTADOS

A partir de la dosificación de los dos grupos administrando las 2 presentaciones comerciales, en el grupo 1 T1 el Producto original o de referencia y el grupo 2 T2 el Prototipo “A” (genérico), se muestra en la Figura 1, la comparación realizada entre los perfiles de enrofloxacina obtenidos a partir de los promedios ±1DE de las concentraciones plasmáticas contra tiempo, mientras que en la Figura 2 se observan los parámetros farmacocinéticos de ambos productos haciendo énfasis en el término de la actividad terapéutica para ambos productos.

Leer más ...

Evaluación de perfiles séricos de dos presentaciones comerciales de enrofloxacina en bovinos

El objetivo del presente estudio fue evaluar los parámetros farmacocinéticos y farmacodinámicos (PK/PD) de un prototipo de enrofloxacina (prototipo A) con el fin de determinar si es un producto bioequivalente. Se utilizaron 16 bovinos clínicamente sanos; con pesos aproximados de 200 kg tipo F1 (Cebú/Holstein); se dividieron aleatoriamente en 2 grupos de 8 animales cada uno.

Leer más ...

Consideraciones para la elaboración de un calendario de desparasitación en ganado bovino

Los parásitos internos constituyen un problema serio para el ganado bovino, ya que provocan pérdidas que van desde reducción en la ganancia de peso, disminución en la producción (leche o carne), inmunosupresión y hasta la muerte en casos de infestaciones severas en animales jóvenes

Leer más ...

Consideraciones prácticas para implementar una estrategia de prevención contra el Derriengue

Al igual que todo en la vida evoluciona,   las bases y criterios para enfrentar y prevenir la enfermedad del Derriengue necesariamente deben enfocarse,   ahora,   sobre un ángulo más de Estrategia de Prevención que como una acción de reacción. La enfermedad de Derriengue sigue presente en México, aunque quizá bajo un esquema de manifestación más controlado que el que ocurría en los años cincuenta y sesenta; hoy podemos considerar que la experiencia ganada a través del tiempo y la exposición al problema, han derivado en investigaciones y definiciones valiosas que nos favorecen dentro de ese campo.

Leer más ...

  Sanidad:  

(Tercera parte)

conceptos

 

 

Síntomas
El periodo de incubación es de 15 a 90 días, la enfermedad con sintomatología clínica puede ser sobreaguda, aguda, subaguda, crónica y subclinica; en la forma sobreaguda, usualmente de presentacion de animales puros o de vacas con alta producción de leche, se observa, fiebre, depresión (aspecto triste), suspensión de la producción de leche, taquicardia (choque precordial fuerte), respiración rápida, salivación, anemia, inapetencia y pueden presentarse síntomas nerviosos; en la forma aguda, la mas frecuente y afecta a animales mas susceptibles generalmente de razas Bos taurus, que no han estado en contacto con la Rickettsia; los síntomas parecen inesperadamente y son: fiebre de 40-41° C, palidez de las mucosas, ictericia, sangre delgada y acuosa, depresión, debilidad y postración, inapetencia, depresión, cese de la rumia, disminución de la producción de leche, disnea, perdida severa de peso, lagrimeo, temblores musculares, orina de color oscuro, excitabilidad, agresividad y síntomas que pueden ser semejantes a la rabia a veces se presentan abortos; en la forma subaguda los síntomas son similares pero con menor intensidad, pero la recuperación  es muy lenta; la presentacion crónica generalmente consecuencia de un episodio agudo o subagudo; en este caso se nota anemia, ictericia, fiebre ligera, inapetencia, deshidratación, debilidad, persiste la perdida de peso y puede llegar a emaciación, como sucede en el síndrome secadera o en la huequera; son comunes los edemas hidremicos, los animales pueden recuperarse; la forma subclinica es la mas benigna afecta generalmente animales en zonas enzooticas, normalmente poco susceptibles, frecuentente en animales Bos indicus, se caracteriza por perdida de peso, mal estado general, debilidad, anemia en ocasiones con ictericia y deshidratación (Hutyra y cols,.   Udall; Mora).

 

Lesiones
El cuadro anatomo-patologico macroscópico en anaplasmosis es el característico de una anemia hemolítica, sangre acuosa, ictericia en todas las mucosas, esplenomegalia, el órgano esta blanco oscuro y de un  tamaño de 2 a 3 veces del normal, dilatado pálido y friable, petequias en epicardio y pericardio, pulmones anoxicos, edematosos con enfisema y presencia de espuma en tráquea y bronquios, El hígado puede estar pálido o caoba, moteado, ictérico, vesícula biliar distendida con moco y llena de bilis espesa, nódulos linfáticos oscurecidos, edematosos e inflamados, riñón pálido y grasoso, efusiones serosas, músculos pálidos, presencia de bolos fecales, endurecidos cubiertos de moco. (Mora)
El estado de anemia profunda debido a la anoxia generalizada, produce alteraciones degenerativas y necrosis por acumulación de sustancias toxicas en varios tejidos parenquimatosos, es frecuente la degeneración grasa y la tumefacción turbia; la anoxia también produce daños en el endotelio capilar del corazón  por lo cual existe tendencia a las hemorragias; los órganos mas afectados por la anoxia son el corazón, el hígado y el sistema nervioso central; el corazón  presenta degeneración grasa del miocardio, puede aparecer tumefacción turbia que se manifiesta por friabilidad del tejido, estas lesiones son difusas e inespecíficas, el daño cardiaco produce pulso rápido, irregular y debilidad muscular; el hígado presenta degeneración parenquimatosa, necrosis centrolobulillar poco llamativa, puede ser causa de insuficiencia hepática sin síntomas, todas las funciones de detoxificacion del hígado quedan inhibidas, al cesar la causa se puede producir restitución completa del hígado y regeneración con rapidez; las neuronas y la oligodendroglia son las células mas sensibles a la anoxia; los animales que sufren de una fase aguda de anaplasmosis son altamente susceptibles a la tensión y el estrés lo que produce la muerte por falla cardiaca (Jubb y Kennedy). Los cambios histológicos se refieren a los observados en el sistema hematopoyético, se aumenta el número de células del sistema reticuloendotelial del bazo, ganglios linfáticos, hígado y medula ósea.(Mogollón y cols).

Diagnostico
Para establecer un diagnostico adecuado es muy importante la historia clínica incluyendo, localización geográfica (altitud), presencia de vectores, estrategias de control de vectores, raza, edad y estado fisiológico del animal, antecedentes de animales enfermos o muertos en el pasado y su diagnostico o posible diagnostico, evidencia de procedimientos como vacunaciones, vermifugaciones inyectables, operaciones quirúrgicas (castraciones, descornes y su manejo).

Diagnostico directo
Consiste en la visualización del parasito al microscopio en aumento de (100X), mediante frotis delgado de sangre de muestras tomadas con anticoagulante de la vena yugular, preferiblemente con jeringa o aguja ( no vacutainer, se hemolizan los glóbulos rojos), al traspasar la sangre de la jeringa al tubo con anticoagulante hacerlo sin la aguja hipodérmica, coloración de los frotis con Wright, Giemsa o mediante la técnica fluorescente de Naranja Acridina, que tiene la desventaja que colorea los ácidos nucleicos de glóbulos rojos 
inmaduros (cuerpos de Howell- Jolly), para el diagnostico de Anaplasma  no se recomiendan frotis de sangre capilar pues el microorganismo no tiene requerimientos de oxigeno como las Babesias (OIE). El diagnostico de anaplasmosis aguda y mas aun en la forma crónica mediante frotis sanguíneos puede presentar falsos negativos por la dificultad de encontrar los glóbulos rojos parasitados (la mejor muestra se consigue cuando la enfermedad esta en el periodo patente, “periodo  febril” cuando el animal  enfermo tiene un alto nivel de parasitemia, 15% de glóbulos rojos infectados), durante la enfermedad clínica, la parasitemia se duplica aproximadamente cada día hasta los 10 días, puede llegar al 50-70% de glóbulos rojos parasitados  y luego decrece a una velocidad similar. Puede persistir durante algunas semanas una anemia muy fuerte después de que los parásitos lleguen a ser virtualmente indetectables en los frotis. Después de la recuperación de la infección inicial, la mayor parte del ganado permanece con infección latente durante el resto de su vida. El valor del hematocrito es fundamental para el diagnostico, con valores de hematocrito menores del 20% y parasitemias del 1% o mayores, se puede pensar en un diagnostico de  Anaplasmosis, (IICA-FAO); puede existir también un incremento en el número de glóbulos rojos inmaduros; se pueden encontrar también resultados de parasitemias altas con descensos bajos del hematocrito o al contrario parasitemias muy bajas 0.05%, con descenso marcado del hematocrito, según el grado de protección del animal afectado, la anaplasmosis debe de diferenciarse de enfermedades septicémicas agudas como carbón bacteridiano, de la babesiosis y de la tripanosomiasis principalmente en casos crónicos de la enfermedad. En frotis provenientes de animales muertos el porcentaje de parasitemia debe de estar entre el10-50%. Las muestras obtenidas de animales muertos deben ser frotis finos, secados al aire, del hígado, riñón, corazón y pulmones y de un vaso sanguíneo periférico. Éste último se recomienda, en particular, si hay un retraso notable antes del examen post-mortem porque, en tales circunstancias, la contaminación bacteriana en los frotis de los órganos puede conducir a una identificación equívoca de Anaplasma. Los frotis de cerebro, que son útiles en el diagnostico de algunas formas de babesiosis, no tienen valor directo en el diagnóstico de la anaplasmosis aunque deberían incluirse para el diagnóstico diferencial cuando sea pertinente (OIE). Para la preparación de frotis se requiere la sangre de órganos, mejor que los tejidos de los órganos perse, porque el objetivo es ser capaz de examinar microscópicamente eritrocitos intactos para la presencia de Anaplasma. Los frotis derivados de sangre de órganos se mantienen satisfactoriamente durante varios días a temperatura ambiente protegidos del polvo si se van a colorear con Wright o fijados con metanol durante un minuto si se van a colorear con  Giemsa o Hemacolor de Merck. (Johnston y Cols; IICA- FAO).

Diagnostico indirecto
Existen pruebas serológicas para adelantar estudios epidemiológicos de prevalencia de la enfermedad, tales como: Fijación de complemento, inmunofluorescencia indirecta (IFA), aglutinación en tarjeta, en tubo capilar, en partículas de látex, hemoaglutinación prueba de inmunodifusion, de inhibición celular, radioinmunoensayo, inmunoelectroforesis y prueba de Elisa. (IICA, FAO; Vizcaíno).

Tratamiento quimioterapéutico
Las drogas de elección son las tetraciclinas se han utilizado: Tetraciclina, clortetracilina, oxitetraciclina, con mayor frecuencia; pero también se reporta el uso de rolitetraciclina, no existe un criterio unificado acerca de la dosis para el tratamiento de la anaplasmosis aguda, (Mora), las recomendaciones principales para el uso de las tetraciclinas para anaplasmosis aguda es: Oxitetracilina: Presentacion de  50mg/ml, aplicar 10-12 mg/kg; en la práctica: 20 ml por 100 kg de peso vivo, vía intramuscular o vía intravenosa, preferiblemente en casos agudos por tres a cinco días. Presentacion de 100mg/ml: 10ml /100kg de peso, preferiblemente vía intravenosa por 3-5 días, si se aplica intramuscular no aplicar mas de 20ml por sitio. Terramicina (Emicina): 50 mg /ml, vía intramuscular profunda, por 3 días; en la practica 10cc/100 Kg de peso. Terramicina Larga Acción. L.A. Presentacion de  200mg/ml; aplicar (20mg/Kg): En la practica 10cc/100kg vía intramuscular profunda, por una sola vez, no aplicar mas de 20cc en un solo sitio. En el caso de tratamientos donde no se tiene certeza de una anaplasmosis o babesiosis se puede aplicar: Revevet. 2:1 Activo contra Babesia,   Anaplasma y Trypanosoma vivax: Cada ml contiene; Oxitetraciclina base 70 mg; Diaminazina (Berenil) 35 mg; Fenil dimetil-pirazolona (antipirina) 187 mg; en la practica 10ml/100 kg de peso vivo, vía intramuscular profunda; no aplicar mas de 20ml en un solo sitio o Ganaplus  Oxitetraciclina 70 mg, 4.4 diaceturato de diazoaminodibenzamidina 35 mg, 10ml por 100 Kg de peso vivo, vía intramuscular profunda. Imidocarb: 1.2 mg/Kg; en el caso de ImizolR, 2.5 ml por 100 Kg de peso, vía subcutánea, sin pasar de 9 ml, para un animal de 400 Kg o mas de peso; una sola vez;  produce síntomas de intoxicación colinérgica (salivación, diarrea, taquicardia, disnea), no aplicar en animales agitados o conjuntamente con drogas que produzcan síntomas colinérgicos (Levamisol) u organofosforados Neguvon o garrapaticidas organosfosforados; otro fármaco en base a ImidocarbR es el Imidopar, R 1cc/ 50 Kg, vía subcutánea, aplicar solo hasta 8 ml para un animal de 400 kg o mas de peso. Disponer de Atropina en el momento de su aplicación. (Provet).

Terapia de soporte
El tratamiento de soporte debe de dirigirse a combatir el shock; se debe tratar de restaurar la volemia y recuperar la perfusión normal a los órganos y tejidos mediante el uso de sangre, plasma, expansores del plasma o soluciones balanceadas de electrolitos únicamente. Cuando el cuadro anémico es muy severo, con hematocrito de alrededor del 10%, la transfusión es imperativa para salvar el animal. Este método produce un aumento mas prolongado de la volemia con mejoría inmediata del transporte de oxigeno. El volumen a transfundir es de 4 a 12 litros por animal adulto y se puede repetir a las 48 horas si es necesario. La presión oncotica se puede también aumentar mediante la aplicación de Dextran, que según Goodman y Gilman, el de menor peso molecular  puede resultar mas ventajoso como sustituto del plasma pero el Dextran 70 es mas útil porque combate la agregación plaquetaria; se administra vía intravenosa lenta desde 500 ml hasta 2 litros, sin exceder los 50 mg/Kg. El 75% se elimina en 24 horas. Otro sustituto del plasma puede ser la polivinilpirrolidona (PVP). (Goodman y Cols). La hidratación mediante soluciones electrolíticas permite aumentar la volemia y corregir la acidosis. Para este propósito se deben utilizar soluciones isotónicas balanceadas con electrolitos de composición similar al plasma normal. La solución de Hartmann o el lactato de Ringer resultan las más apropiadas. (Serrano). Eventualmente se pueden utilizar para corregir la acidosis, el lactato o el bicarbonato de sodio por vía intravenosa. El volumen a inyectar es muy relativo; se estima que puede ser el equivalente al 10% del peso corporal o un litro por cada 25 Kg de peso. (Merck). La glucosa  aunque no es muy útil para restaurar la volemia, porque no da presión osmótica permite incrementar la glicemia, se debe de usar solo en solución isotónica al 5%. (Consultar en Engormix  Fluidoterapia en vacas lecheras 20-01-2005. Foro de discusión). Los corticoides son uno de los compuestos más útiles en el tratamiento de soporte de la anaplasmosis; pueden utilizarse por sus múltiples efectos que antagonizan los procesos deletéreos que origina la anemia hemolítica autoinmune. Son útiles para el tratamiento del shock, aumentan la energía 
contráctil del miocardio, disminuyen la permeabilidad capilar, suprimen la autohemolisis. Los antiinflamatorios no esteroides (AINEs) pueden ser útiles pero se obtiene mejor respuesta de los corticosteroides. Los antihistamínicos pueden tener efecto benéfico al igual que estimulantes de la hematopoyesis en base a vitaminas del complejo B, incluyendo Vitamina B12. Se debe de tratar de estimular la motilidad del rumen mediante laxantes suaves; aceite mineral, sulfato de magnesio, melaza diluida en agua, pero utilizándolos con precaución.

Las vacunas
Las vacunas contra anaplasmosis se basan en el principio de “ Premunicion” o “ inmunidad coinfecciosa” asociado con la presencia de bajos niveles del agente etiológico, el concepto clásico sostiene que la eliminación del estado portador hace susceptibles a los animales a la reinfeccion; en el mundo se ha investigado en muchos países sobre el desarrollo y uso de vacunas contra anaplasmosis (Australia, Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia, Bolivia, Argentina), desarrollando, vacunas vivas, vacunas inactivadas, vacunas atenuadas o moderadamente atenuadas y dosis minimas infectivas (Ristic, y Sibinovic; Vizcaino y cols,  Kuttler, Limor); algunas cepas de Anaplasma centrale en el mundo se han utilizado como vacunas (Mora).

Conclusiones y recomendaciones
Uno de los aspectos aun no muy claros es la transmisión de la enfermedad por artrópodos vectores como dípteros picadores y garrapatas; en una investigación desarrollada por  Allingham y cols. en 1.994 no se pudo demostrar la transmisión mecánica de A. marginale por Haematobia irritans exigua, comparando la transmisión mediante alimentación interrumpida de terneros con parasitemia alimentados después en terneros susceptibles, mientas se logro la transmisión mediante la inoculación de  extractos de moscas que contenían glándulas salivales y contenido intestinal, lo cual indico que no es probable que Haematobia irritans tenga un papel en la transmisión de A. marginale. Callow, considera a  Riphicephalus (Boophilus) microplus como el principal vector de la enfermedad en Australia; igualmente en Colombia, la demostración de la transmisión transovarica de A. marginale por la misma garrapata (López y Vizcaíno), sugieren la importancia del papel de esta garrapata en la transmisión de la enfermedad al igual que en la investigación de Mateus, quien demostró al comparar dos hatos, uno doble propósito y uno de lechería tropical, en el Piedemonte Llanero de Colombia, como en el segundo, un control intensivo de garrapatas se reflejaba en una situación enzootica inestable para A. marginale, mediante la prueba de IFA; en igual sentido las investigaciones de  Mackerras y Cols en Australia, sobre la transmisión de A.marginale por  Stomoxys calcitrans y Tabanus circundatus no fueron exitosas. Según Ristic, y cols, Roberts y Cols, las evidencias experimentales y epidemiológicas indican que el tábano (Tabanus spp, es el vector mas importante de la anaplasmosis). Para Mackerrras la transmisión mecánica utilizando agujas hipodérmicas se pudo demostrar que la profundidad de la penetración era un factor critico para una transmisión exitosa; cuando la profundidad de la transmisión estaba limitada a 2 mm la transmisión no ocurría; se ha demostrado que moscas de la familia Tabanidae fueron exitosas en transmitir mecánicamente A. marginale en Estados Unidos, pero no lo fueron con especies Australianas; los tábanos tienen una aparato bucal mucho mas desarrollado que una mosca picadora así que la profundidad de la penetración del aparato bucal conduce a que no haya una transmisión exitosa de A. marginale por Haematobia irritans. La transmisión por agujas hipodérmicas no deja de ser importante; en una encuesta desarrollada por Corrier, asociada a las vacunaciones frente a la seropositividad a A. marginale, determino una tendencia de mayor prevalencia a A. marginale asociada al número de vacunaciones; aunque esta no fue significativa, la tendencia de la asociación  sugiere que a mayor número de vacunaciones mayor prevalencia de A. marginale; en Colombia en las vacunaciones obligatorias en el país para Fiebre aftosa, se vacuna al mismo tiempo para Carbón sintomático, Brucelosis (Terneras entre 3 a 9 meses de edad) y en muchos casos la aplicación de antiparasitarios inyectables lo que sumaria, de 3 a 4 inyecciones por animal, lo cual si no se hace con agujas completamente desinfectadas indudablemente incrementa las opciones de transmisión de A. marginale y aun la presentación de brotes clínicos de la enfermedad. La presentación de la enfermedad en climas fríos de Colombia, es otro aspecto de vital importancia económica y epidemiológica de la enfermedad; según Luque, desde 1928,  se reportan casos clínicos de A. marginale en la Sabana de Bogotá, 2.625 metros sobre el nivel del mar, en un estudio epidemiológico de Vizcaino y Cols, en ganado Holstein puro en el municipio de Madrid (Cundinamarca), 2.554 metros sobre el nivel del mar,  mediante la prueba de fijación de complemento determinaron una prevalencia del  3.47%, lo que indicaba ya la importancia de la enfermedad a estas altitudes, si sumamos a ello los hallazgos de Cortes y Cols., de encontrar garrapatas Rhipicephalus (Boophilus) microplus a una altitud de 2.903 msnm en el municipio de Pachavita Boyacá, en altitudes superiores a los 2600 msnm, indican los riesgos para la ganadería de leche especializada (susceptible a la enfermedad) a estas altitudes. El uso de vacunas esta recomendado cuando se transporten e introduzcan animales de zonas libre de la enfermedad a zonas endémicas, es preferible su utilización en animales hasta de 12 meses de edad, pero en ganado adulto su aplicación requiere de la atención de un médico veterinario especialmente por la presentacion de reacciones post-vacunales; el uso masivo de la vacuna esta sujeto a cuidadosos estudios epidemiológicos de seroprevalencia que permitan recomendar este tipo de vacunaciones. Es importante en el contexto de la enfermedad que tanto los animales de razas Bos taurus como Bos indicus pueden sufrir de una anaplasmosis clínica; en ganado Cebú, se ha podido observar como en toros puros estos sufren de enfermedad clínica aguda y se puede asociar al hecho que si un ganado cebú es altamente resistente a garrapatas, tendrá menores probabilidades de infectarse comparado con un ganado Bos taurus, en los cuales por su susceptibilidad a las garrapatas hay mayor velocidad de transmisión de A. marginale, sumado a que ganados cebú puros de exposición se mantienen completamente libres de garrapatas, igualmente y a pesar que los animales jóvenes (hasta los 12 meses de edad) son según la literatura científica  resistentes a los efectos de la infección, no se puede descartar y es un factor a tener en cuenta,   observar diariamente los tenernos ya que ellos también pueden sufrir la enfermedad clínica aun con mortalidad. Un factor muy importante a considerar y del cual no existen mayores reportes en la literatura científica es la resistencia de A. marginale a las tetraciclinas; en un país como Colombia donde los antibióticos con este principio activo se utilizan desde hace muchos años indiscriminadamente para todo tipo de enfermedades, muchas veces aplicándolos con subdosificacion. La quimioterapia adecuada es de vital importancia; en un reporte de Kuttler, ni dipropionato de imidocarb (5mg/kg de peso intramuscular), una o dos veces con siete días de intervalo), ni clorhidrato de oxitetraciclina ( 20 mg/kg aplicados una o dos veces con siete días de intervalo vía intramuscular), aplicados a los animales  en el periodo prepatente de la enfermedad, previnieron la aparición eventual de la enfermedad, ambos compuestos demoraron el comienzo de parasitemia detectable pero su acción fue mas evidente con la oxitetraciclina. Oxitetraciclina aplicada dos veces redujo signficativamente el comienzo de la infección primaria, pero la infección secundaria fue más severa; ninguno de los compuestos demostró propiedades profilácticas, aunque ambos son efectivos en la ampliación del periodo prepatente, y en el caso de oxitetraciclina reduciendo la severidad de la infección; las  terramicinas de larga acción a la dosis de 20 mg/kg, vía intramuscular son muy efectivas en la reducción de la parasitemia y reducción de los síntomas, junto con la recuperación del valor del hematocrito y la hemoglobina; la terapia de soporte es vital para el tratamiento de la enfermedad como se describió anteriormente. En lo posible es muy importante diferenciar la Babesiosis aguda (de la anaplasmosis clínica) y la tripanosomiasis (crónica) de la anaplasmosis crónica para instaurar un tratamiento selectivo, basándose además de la sintomatología clínica, mediante cuidadosos análisis de laboratorio clínico. Los factores de estrés son de vital importancia en el desencadenamiento de la enfermedad clínica, tanto en animales Bos taurus, como Bos indicus; el estrés nutricional (veranos prolongados) y el estrés fisiológico principalmente en vacas lactantes, se asocian a síndromes nutricionales (secadera, huequera), en zonas con presentación de estrés nutricional, en los cuales el Anaplasma puede actuar como un germen oportunista, como sucede en los Llanos Orientales Colombianos. Las precauciones en el transporte de animales con vectores de zonas endémicas a zonas libres o de baja prevalencia, son de vital importancia en la prevención de la difusión de la enfermedad al igual que el transporte de animales de zonas libres a zonas enzooticas, con la debida protección con vacunas. ΩC

Autor/es: Carlos Villar Cleves Médico Veterinario. Independiente. Villavicencio. Colombia.

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS