Menu

loading...

Reproducción (22)

Ciclo Estral: Fundamentos para su manipulación

Las hembras de los mamíferos presentan en su vida reproductiva eventos recurrentes conocidos como ciclos estrales, que se caracterizan por una serie de cambios ováricos, genitales, endócrinos y conductuales. Estos ciclos estrales son el fundamento de la reproducción, por lo que su comprensión es de suma importancia para lograr buenas eficiencias productivas en las empresas pecuarias, considerando que la oportunidad de gestar a los animales esta limitada a periodos, generalmente muy cortos de tiempo, que ocurren en cada ciclo.

Leer más ...

Esquemas prácticos de manejo reproductivo en ganaderías de carne

Manejo reproductivo de novillas de carne

En las áreas tropicales la producción de animales de reemplazo ha sido señalada como una de las etapas críticas de la producción vacuna, en virtud de las bajas ganancias de peso que experimentan los animales en el período posdestete, con el consiguiente retardo en los procesos de crecimiento y madurez fisiológica.

Leer más ...

Evaluación de la aptitud reproductiva potencial y funcional del toro. Capacidad de servicio

  Reproducción:  

La eficiencia REPRODUCTIVA en la cría vacuna está determinada, principalmente, por el número de terneros destetados con relación a las hembras entoradas y es el resultado, entre otros factores, de la interacción entre fertilidad del toro y hembra.

evaluacionoct1

Los tres parámetros que determinan la eficiencia en un sistema de producción son: Sanidad, Alimentación y Genética; si se desea incrementarla en un rodeo es necesario conocer, controlar y dominar estos parámetros mediante un correcto Manejo; cuarto pilar de la producción. Es indudable la influencia del toro en la eficiencia reproductiva del rodeo, y hay que ser muy cuidadoso con respecto a la selección de aquellos que se utilizarán. En forma individual, la fertilidad del toro es mucho más importante que la fertilidad de la hembra. En servicio natural la relación toro hembra es 1/25 - 1/50, mientras que en inseminación artificial puede llegar a ser de 1/10000 y aún más. Por esto se considera que el toro es responsable en un 80 %, o más, del mejoramiento que pueda lograrse en una población. Si una hembra falla lo que se pierde es un ternero; pero si falla el toro pueden perderse entre 25 y 50 (o más) terneros cada 100 hembras. Esto no se nota mucho si la mala performance de un toro queda oculta por los demás; pero si es un toro dominante y dificulta o no permite el servicio de otros, el problema es grave; entonces, el objetivo de obtener más terneros puede resultar en un fracaso.
La torada debe estar en el pico de su eficiencia en el momento del entore. Se debe considerar al toro como si fuera un atleta que debe estar preparado y en excelentes condiciones para una gran competencia. Lamentablemente muchos productores no toman esto en consideración; simplemente llevan los toros al potrero y se olvidan de comprobar su desempeño, poniendo en riesgo su producción de terneros. Casi siempre se habla de la evaluación de la aptitud reproductiva potencial; la mayoría de las veces se toma en cuenta únicamente la normalidad desde el punto de vista reproductivo, pero no siempre se tiene en cuenta el aspecto funcional del animal. Al examen debe agregarse el término funcional ya que un toro no capacitado funcionalmente para el servicio está de más. Un toro altamente eficiente es el que puesto con cincuenta hembras que ciclan normalmente, durante 21 días, es capaz de preñar el 95 - 100 % con la mayoría concibiendo en las 1as. tres semanas. La Evaluación de la Aptitud Reproductiva Potencial y Funcional (EARPF) es una técnica de manejo poco costosa, rápida y ofrece ventajas como eliminar animales no aptos y observar aquellos toros problema que surjan, además de permitir seleccionar los mejores. La EARPF está dirigida a establecer si el animal es normal o no con respecto a su salud general y condición física, libre de enfermedades reproductivas, si tiene órganos reproductivos normales que funcionan adecuadamente y si hay anormalidades en su comportamiento sexual.
Se debe conocer con antelación las condiciones de fertilidad potencial de los toros. Normalmente cuando se realiza la EARPF el 15-20% de los toros no son aptos para la reproducción; esto debe tenerse en cuenta para que se haga la EARPF de manera rutinaria antes de destinar los toros al servicio. Es necesario tener en cuenta la fecha en que se usarán los toros. El lapso entre el entore y la EARPF debe permitir el tiempo necesario para reponer reproductores y/o curar aquellos que presenten afecciones. Se toman como referencia 61-65 días; duración de la espermatogénesis en el toro.
Hay varias situaciones en las que se llama al profesional para realizar la EARPF. Cuando se examinan los toros previa venta, exportación, para asegurarlos, cuando se sospecha un problema de infertilidad, cuando no se puede obtener semen de buena calidad y antes del entore, entre otras. La EARPF consta de los siguientes pasos: a) Historia clínica y examen general. b) Examen de órganos reproductores. c) Comportamiento en el servicio. d) Análisis de semen. e) Estudio de enfermedades infecciosas. La secuencia se inicia con las pruebas más simples con el fin de que las más complejas (que requieren más recursos) se hagan en menos animales a consecuencia del descarte progresivo.
A grandes rasgos, mediante inspección y palpación se hace un examen físico y funcional del animal. Cada uno de estos exámenes consta a su vez de otros más detallados; ninguno más importante que otro, sino que son parte de la EARPF; que debe hacerse en forma sistemática, exhaustiva y ordenada, paso a paso y registrando toda la información a medida que el examen progresa. Es importante evaluar desde la cabeza hasta la cola del animal; no buscando la patología. Debe realizarse cada uno de los pasos en detalle y completamente. Siguiendo la metodología conviene hacer todo el trabajo, por ejemplo, un toro con criptorquidia se elimina, aunque para enriquecer la casuística personal convendría continuar hasta el fin de la evaluación. Hay que ser objetivo, registrar toda la información y mantener siempre criterio y sentido común cuando se tome la decisión de descartar un animal, o emprender algún tratamiento o medida correctiva.
A continuación se enumeran los puntos a tomar en cuenta para realizar la EARPF.

A. EXAMEN FÍSICO.

1. Reseña del establecimiento. Hay que ubicarse geográficamente en la zona, cual es la actividad principal del predio, instalaciones, condiciones de alimentación y manejo. Es importante realizar una completa anamnesis fisiológica y patológica (tanto próxima como remota) de los animales a evaluar ya que los datos recabados permitirán establecer un criterio frente a problemas que surjan. Siempre observar la condición de las instalaciones, ya que nos dará una idea de como son manejados los animales en el establecimiento.

2. Examen general a corral. Normalmente cuando se llama al profesional para realizar la EARPF se presenta frente a dos grupos de toros, uno con edad que oscila en los 2 años y otro de 2.5-3 años en adelante (Fig. 1). Esto debe tenerse en cuenta por las patologías que se presentan más frecuentemente en cada grupo. Con los toros en corral se obtendrá una impresión general del estado de carnes de los animales, peso aproximado (Fig. 2), uniformidad del lote, piel, estado del pelo (Fig. 3) y problemas de aparato locomotor (Fig. 4). Con los animales en el corral deben identificarse afecciones oculares, alteraciones del aparato respiratorio, afecciones anatómicas importantes en órganos genitales externos, estado de los pelos prepuciales (Fig. 5), desviaciones de columna y comportamiento, identificando los toros peleadores o demasiado agresivos (Fig. 6). Figura 6: Toros en corral, comportamiento típico.
  Es importante observar como se desplazan los animales, si lo hacen con agilidad, o pesadamente. Considerar también el estado de carnes, si es muy flaco o demasiado gordo influirá en su performance y fertilidad, y aunque su comportamiento sexual no se vea demasiado alterado, el rendimiento disminuirá mucho debido a que se cansará con el ejercicio. La condición corporal se deberá evaluar cuando el animal esté en el brete o sujeto en el cepo.
En esta observación primaria se apartarán o identificarán los toros que presenten trastornos a la inspección y se completará el examen en el cepo de manera individual.
Una vez que el toro reúne las características deseadas desde el punto de vista geno y fenotípico se realiza el examen individual.  3. Examen individual.
El animal deberá estar correctamente sujeto en un cepo; en muy buenas condiciones (Fig. 7). Hacer un examen particular de todo el animal. Figura 7: Toro correctamente sujeto en el cepo.
3.1. Cabeza.
En el examen particular de cabeza se evaluarán ojos, boca, morro y nódulos linfáticos submaxilares, parotídeos y sublinguales. Deben observarse y anotar tatuaje/s, arete/s y todo dato útil para la correcta identificación del toro (Fig. 8), sobre todo cuando deba expedirse un certificado. Figura 8: Comprobando la correcta identificación del toro.
3.1.1. Boca y Morro.
Se inspeccionarán los dientes, no sólo para determinar la edad del toro (Fig. 9) y posibles afecciones sino que orienta para el diagnóstico de enfermedades de transmisión hereditaria como braquignatismo y prognatismo (hoy día se ven cada vez menos). También se evalúa el desgaste, falta o ruptura de los mismos y el desplazamiento lateral de las mandíbulas.
Hay que inspeccionar y palpar la lengua en busca de posibles heridas o variaciones en su normal consistencia. Es importante tomar en cuenta también la apariencia del morro, que debe estar húmedo y sin corrimientos anormales (Fig. 9) ni mal olor. Figura 9: Evaluación de dientes y morro.
3.1.2. Ojos.
Las patologías a destacar son las que producen disminución total o parcial de la visión, estrabismo y/o ceguera. Las principales causas son agentes mecánicos, queratoconjuntivitis (Fig. 10) y carcinoma ocular (Fig. 11), que además de interferir pueden directamente eliminar la visión. La susceptibilidad al carcinoma ocular (cáncer de ojo) es hereditaria y hay una relación indirecta con el grado de pigmentación de/los párpado/s (Fig. 11). El grado de pigmentación se expresa en porcentaje (Fig. 11).
Figura 11: Diferentes tipos de pigmentación de párpados y carcinoma ocular.
Durante el entore natural las hembras que están en proestro y estro (y también algunas en metaestro) forman un grupo que tiene gran movilidad y va reclutando nuevos miembros, este grupo se denomina Grupo Sexualmente Activo (Fig. 12). Cuando hay rodeos muy grandes puede haber más de un grupo sexualmente acivo.
Figura 12: Grupo sexualmente activo; en constante movimiento. El toro debe tener en perfectas condiciones su visión para poder identificar el/los grupo/s sexualmente activo/s. Algunos consideran la visión como el sentido más importante en la detección del celo.
3.1.3. Nódulos linfáticos.
Es frecuente el absceso de los nódulos linfáticos submaxilares y parotídeos (de etiología microbiana muy variada). Otros nódulos linfáticos que pueden estar afectados son los sublinguales. Las lesiones en nódulos linfáticos submaxilares, parotídeos o sublinguales son relativamente comunes en toros que están en proceso de cambio de dientes.
La palpación de los nódulos linfáticos no solo es importante para evaluar posibles alteraciones.
Junto a la evaluación del resto de la cabeza permite que el operario mantenga contacto cercano con el toro, de esta forma el animal, de cierta manera, permanece relativamente tranquilo ya que no se ve atacado y por consiguiente no manifiesta actitudes de defensa. (Fig. 13). Figura 13: La palpación de nódulos linfáticos también busca el contacto cercano con el toro.
3.2. Pecho.
El pecho debe estar sano, ya que mantiene una muy estrecha relación con la grupa de la hembra en el momento del servicio (Fig. 14). La lesión más común en esta zona es la ulceración. Se presenta más frecuentemente en toros pesados que duermen en suelo muy duro.
3.3. Aparato locomotor.
Las patologías en toros de campo se agrupan principalmente en el aparato locomotor, pene y prepucio. Se estudiarán en esta región las características que presenten el pie y las articulaciones así como también se observaran los aplomos. / Continuará….ΩC

 



Autor/es:
 Juan C. Boggio Devincenzi, DMTV, MSc. Instituto de Reproducción Animal. Facultad de Ciencias Veterinarias. Universidad Austral de Chile

Leer más ...

Heredabilidad de características de crecimiento de bovinos indubrasil

Genética:

Desde hace muchos años, diversos investigadores en varias partes del mundo han demostrado que los efectos genéticos directos y maternos influyen de manera significativa sobre el crecimiento prematuro (predestete) y tardío (posdestete) de los bovinos (e.g., Meyer), y otras especies de animales, incluyendo borregos (e.g., María et al., Tosh y Kemp). En México, durante los últimos diez años se han realizado esfuerzos importantes encaminados hacia la estimación de parámetros genéticos de características de crecimiento de varias razas Bos taurus y Bos indicus productoras de carne, como son: Tropicarne (Domínguez-Viveros et al.), Simmental (Rosales-Alday et al.), Nelore (Medina-Zaldívar et al.), Charolais (Ríos-Utrera et al.), Sardo Negro (Martínez-González et al.), Brahman (Parra-Bracamonte et al.), Guzerat (Martínez-González et al.), Brangus/Salers (Domínguez-Viveros et al.), Limousin (Ríos-Utrera et al.), y Charbray (Ríos-Utrera et al). Sin embargo, no existe información en la literatura científica relacionada con la magnitud o importancia de los efectos genéticos directos y maternos (heredabilidades) para características de crecimiento en bovinos Indubrasil criados en México, a pesar que dicha raza, junto con la Brahman, es una de las dos razas Cebú más importantes en este país. Fuera de México, uno de los pocos trabajos realizados con ganado Indubrasil es el reportado por Santos et al., quiénes evaluaron la influencia de dichos efectos genéticos sobre el peso al destete de animales criados en el estado de Bahía, Brasil. Sin embargo, además de que los parámetros genéticos son específicos de cada población y que dependen del ambiente, es necesario conocer la heredabilidad directa y materna de otras variables de crecimiento (pesos al nacimiento y año de edad, por ejemplo) que también afectan la eficiencia de los sistemas de producción de carne bovina, con el fin de establecer programas de selección. Con base en lo anterior, el objetivo del presente trabajo fue estimar, ajustando un modelo animal, los componentes de varianza y parámetros genéticos de pesos al nacimiento, destete y año de edad de bovinos Indubrasil criados en condiciones tropicales de México.

heredabilidadjulio1

MATERIAL Y MÉTODOS

El presente estudio se realizó en el sitio experimental Playa Vicente, perteneciente al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP). El sitio experimental se encuentra localizado a 17° 19’ latitud norte y 95° 41’ longitud oeste, a 95 metros sobre el nivel del mar, en el municipio de Playa Vicente, en el estado de Veracruz, México. El clima es tropical húmedo (Am), con temperatura y precipitación media anual de 26.8 °C y 2,200 mm, respectivamente.

Se analizaron los registros de 672 becerros de la raza Indubrasil nacidos en un periodo de 28 años (1980 a 2007). Los becerros fueron producidos con 41 sementales y 299 vacas Indubrasil. Los sementales procrearon a través inseminación artificial (principalmente) y monta natural.

Del nacimiento al destete, los becerros fueron criados con amamantamiento restringido, el cual duró una hora en la mañana (07:00 a 08:00 h) y una hora en la tarde (17:00 a 18:00 h). El resto del día los becerros se mantuvieron en pastoreo rotacional de zacate Estrella de África (Cynodon plectostachyus). El destete se realizó a los siete meses de edad, en promedio. Quince días antes y 30 días después del destete, los becerros fueron suplementados con 1 kg/becerro/día de un alimento concentrado con 18% de PC, 70% de TND y 2.7 Mcal EM/kg MS. Del destete al año de edad, los becerros se siguieron manteniendo en pastoreo rotacional de zacate Estrella de África.

Las características que se evaluaron fueron: peso al nacimiento, peso al destete ajustado a 205 días de edad y peso al año ajustado a 365 días de edad. Los pesos al destete y año de edad se ajustaron de manera lineal como lo recomiendan los Lineamientos para Programas Uniformes de Mejoramiento de Bovinos Productores de Carne (BIF).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En el Cuadro 1 se presentan los estimadores de los parámetros genéticos para cada una de las características de crecimiento analizadas.

Peso al nacimiento

El efecto genético aditivo directo para peso al nacimiento resultó ser moderadamente heredable, con un estimador de heredabilidad por arriba del 30%. Por el contrario, el efecto genético aditivo materno fue escasamente heredable, con un estimador de heredabilidad cercano a cero. El efecto del ambiente permanente de la madre como proporción de la varianza fenotípica también resultó ser cercano a cero; sin embargo, fue mayor que el efecto genético aditivo materno como proporción de la varianza fenotípica (5 vs 2%). En conjunto, estos tres efectos explicaron el 39% de la varianza fenotípica del peso al nacimiento, por lo que cerca del 60% de la variación total se debió a efectos ambientales temporales desconocidos. Debido a que el efecto genético aditivo materno fue de baja magnitud, el estimador de la heredabilidad total para peso al nacimiento fue similar al estimador de la heredabilidad directa.

El moderado estimador de heredabilidad directa para peso al nacimiento obtenido en el presente trabajo sugiere que el peso al nacimiento puede ser modificado a través de selección. El presente estimador es similar a los estimadores de heredabilidad directa (0.37, 0.33, 0.33, 0.28, 0.32, 0.28, 0.31) reportados para ganado Brahman estadounidense (Kriese et al.), venezolano (Plasse et al.), sudafricano (Pico et al.), y mexicano (Parra-Bracamonte et al.), así como para ganado Nelore (Albuquerque y Meyer) y Gyr (Knackfuss et al.), brasileño. En una revisión realizada por Ríos-Utrera; se encontró que las medias no ponderadas obtenidas a partir de estimadores de heredabilidad directa para peso al nacimiento fueron de 0.32 para la raza Brahman y 0.34 para la Nelore. Por su parte, Mercadante et al., y Lira et al., reportaron medias de estimadores de heredabilidad directa para peso al nacimiento con valores de 0.33 (media ponderada) y 0.34 (media no ponderada), respectivamente, para diferentes razas Bos indicus para producción de carne.

El presente estimador de heredabilidad materna para peso al nacimiento se encuentra dentro del intervalo de estimadores reportados en la literatura; sin embargo, la mayoría de dichos estimadores son un poco mayores que el reportado en el presente estudio. Arnason y Kassa-Mersha, Diop et al., Albuquerque y Meyer y Salces et al., reportaron estimadores de heredabilidad materna para peso al nacimiento similares al de la presente investigación, con valores de 0.02, 0.03, 0.01 y 0.02 para ganado Boran (Bos indicus), Gobra (Bos indicus), Nelore y Brahman. Las medias no ponderadas de estimadores de heredabilidad materna reportadas por Ríos-Utrera; para las razas Brahman (0.10) y Nelore (0.09) y por Lira et al., para diferentes razas Bos indicus (0.09), también son poco mayores que el estimador correspondiente obtenido en el presente estudio.

Peso al destete

En contraste con lo encontrado para peso al nacimiento, el efecto genético aditivo directo para peso al destete resultó ser menos importante que el efecto genético aditivo materno, ya que la heredabilidad materna para peso al destete fue 2.5 veces mayor que la heredabilidad directa. El efecto del ambiente materno permanente no fue una fuente de variación importante para peso al destete, a diferencia de lo encontrado para peso al nacimiento. Los efectos genéticos (directo y materno) para peso al destete sólo explicaron el 14% de la variación total, por lo que el peso al destete dependió en mucha mayor proporción de efectos ambientales temporales. El estimador de heredabilidad total para peso al destete fue cercano al 10%.

La baja heredabilidad directa para peso al destete estimada en el presente trabajo sugiere que la selección para mejorar dicha característica sería poco efectiva en nuestro hato Indubrasil. Este resultado concuerda con los hallazgos de Plasse et al., Espinoza-Villavicencio et al., Palacios-Espinoza et al., y Ávila-Serrano et al., quiénes obtuvieron estimadores de heredabilidad directa para peso al destete cercanos a cero en diferentes razas Cebú. Otros autores (Eler et al., Magnabosco et al., Ribeiro et al., Mucari y Oliveira; Ferraz Filho et al., Pico et al., Plasse et al., Silveira et al., Santos et al., Souza et al.), también han reportado bajos estimadores de heredabilidad directa para peso al destete de ganado Nelore, Guzerat, Tabapua, Brahman e Indubrasil, aunque no tan cercanos a cero (de 0.11 a 0.17).

La magnitud del efecto genético aditivo materno para peso al destete sugiere que las vacas Indubrasil de nuestro hato experimental tuvieron baja habilidad materna (lechera); sin embargo, existe suficiente variación genética materna (62.76 kg2; Cuadro
2
) para aumentar la producción de leche de las vacas, aunque probablemente el progreso genético sería lento. Para otras razas Cebú, al igual que para nuestro hato Indubrasil, se ha reportado que los efectos genéticos maternos para peso al destete son poco importantes, encontrando en la literatura heredabilidades con valores de 0.04 (Robinson y O’Rourke), 0.06 (Haile-Mariam y Kassa-Mersha), 0.10 (Cabrera et al.), 0.01 (Mucari y Oliveira), 0.10 (Ferraz Filho et al.), 0.03 (Knackfuss et al.), 0.05 (Santos et al.), y 0.03 (Ávila-Serrano et al.), para ganado Brahman, Boran, Nelore, Guzerat, Tabapua, Gyr, Indubrasil y Cebú Bermejo, respectivamente.

Peso al año

El efecto genético directo para peso al año resultó ser un componente bajamente heredable, con un valor igual a 12%. Comparado con los pesos al nacimiento y al destete, el peso al año estuvo determinado en mayor medida por efectos ambientales temporales o desconocidos.

El estimador de heredabilidad directa para peso al año encontrado en el presente estudio sugiere que esta medida corporal puede ser mejorada aplicando selección. Además, la comparación con otros estimadores revela que está dentro del intervalo de estimadores correspondientes (0.08-0.17) reportados en la literatura para ganado Guzerat (Mucari y Oliveira), Tabapua (Ferraz Filho et al.), Brahman (Pico et al.), y Nelore (Souza et al.), aunque algunos trabajos han reportado estimadores poco mayores para otras razas Bos indicus (e.g., Diop et al., Martínez-González et al). No se encontraron en la literatura científica estimadores de heredabilidad directa para peso al año en la raza Indubrasil, lo que sugiere que estos son escasos o que no se han reportado previamente valores de dicho estimador.

El estimador de heredabilidad materna para peso al año, junto con el estimador equivalente para peso al destete, indica que los efectos maternos sólo se manifiestan hasta el destete, sin que haya un efecto residual al año de edad. El estimador de heredabilidad materna con su correspondiente error estándar (0.01 ± 0.01) para peso al año reportado por Mucari y Oliveira;  también sugiere ausencia de efectos maternos residuales al año de edad en ganado Guzerat. Estimadores de heredabilidad materna para peso al año de bovinos Indubrasil criados en otras partes de México u otros países tampoco fueron encontrados en la literatura.

En conclusión, para peso al nacimiento y peso al año de edad, los efectos genéticos directos fueron de mayor importancia que los efectos genéticos maternos, mientras que lo contrario sucedió para peso al destete. No se halló efecto del ambiente materno permanente sobre peso al destete y peso al año de edad, pero dicho efecto si influyó en el peso al nacimiento, representando el 5% de la varianza fenotípica total. En general, los estimadores de heredabilidad directa y materna en el presente estudio se encuentran dentro del intervalo de estimadores correspondientes reportados para bovinos Cebú criados en México y otros países. La magnitud del estimador de heredabilidad directa para peso al año sugiere que la implementación de un programa de selección para incrementar esta característica en nuestro hato experimental puede ser factible.

Ríos, U.A.1; Hernández, H.V.D.1;, Zárate, M.J.P1, 1 Campo Experimental La Posta. INIFAP.

ΩC

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS