Menu

loading...

Ganancia de peso diario en toretes de iniciación en pastoreo suplementados con bloques nutricionales

El inventario ganadero de México se estima en 31.8 millones de cabezas. El 48% del ganado bovino está en áreas tropicales de las costas del Golfo de México y del Océano Pací co en un total de 48.8 millones de hectáreas (25% del total nacional). Los principales estados con ganado son Veracruz, Jalisco, Chiapas y Michoacán, concentran 35 de cada 100 bovinos; por su parte, Jalisco, Veracruz y Chiapas produjeron en el 2009, 33 de cada 100 kg (SAGARPA- SIAP). 

En el Estado de Veracruz existe un inventario de 4.053 millones de cabezas, de los cuales 3.7 millones son producto de las cruzas de diferentes variedades de Cebú con Suizo, Holstein y Simmental, clasificados dentro del Sistema Bovinos Doble Propósito (SBDP). 

En este contexto, el Estado de Veracruz, cuenta con una diversidad de condiciones agroclimáticas que le permiten dedicar 1.760 millones de hectáreas para cultivar 120 productos diferentes. Posee 16 ríos que en conjunto aportan el 30% del agua superficial a nivel nacional. A la ganadería dedica 3.690 millones de hectáreas, lo que signi ca el 49.3% del total estatal. Produce siete de 

cada cien litros de leche a nivel nacional (Rodríguez). 

Bajo este esquema, la alimentación de los animales domésticos es importante en cada época del año, hay que tener presente una dieta balanceada según su propósito, para evitar altas variaciones de producción en leche, carne o ambas. Asimismo, se tiene que mantener un nivel óptimo en la producción ya que si no se produce lo su ciente, los gastos por unidad suben y hay menos bene cios (SAGARPA- SIAP). Algunos de los problemas en la ganadería con respecto a la alimentación son: Mantenimiento en épocas criticas donde se presenta la escases de pasto y forrajes, la baja calidad de forraje durante la sequía, 

bajo contenido de proteína de los esquilmos, dificultad para lograr un adecuado aprovechamiento y altos costos de los suplementos alimenticios, bajos rendimientos de carne y leche, bajas tasas de fertilidad, el tiempo de engorda es más largo, dé cit en el acceso directo al agua, el alza de precio de insumos. Ante esta situación se han creado muchos suplementos y complementos alimenticios, tales como: alimentos balanceados, sales minerales, bloques nutricionales, entre otros. 

La presente investigación se justi ca por qué se quiere conocer si los bloques nutricionales pueden ser una alternativa alimenticia para la ganancia de peso en la ganadería 

de doble propósito en zonas que presentan condiciones ambientales críticas como son la sequía y excesos de humedad, y de esta manera poder o no recomendar dicha alternativa. Además, de responder a la siguiente pregunta de investigación ¿Los bloques nutricionales son una alternativa para incrementar la ganancia de peso diario en ganado de doble propósito bajo pastoreo rotacional en condiciones de periodos ambientales críticos del año 2012, en el rancho El Tucán de San Juan Evangelista, Veracruz?. 

MATERIALES Y MÉTODOS 

2.1 Localización 

El municipio de San Juan Evangelista se localiza en la Región de Las Selvas, entre las coordenadas geográ cas 17° 53’ Latitud Norte y 95° 68’ Longitud Oeste. A una altitud de 20 m.s.n.m., limita al norte con Acayucan y Juan Rodríguez Clara; al sur con el estado de Oaxaca y Jesús Carranza; al este con Sayula de Alemán y al Oeste con Juan Rodríguez Clara y el Estado de Oaxaca (Gobierno del estado de Veracruz). 

Este estudio se llevó a cabo en la Unidad de Producción denominada “El Tucán”, ubicado en el municipio de San Juan Evangelista, localizado en el sur del estado de Veracruz, en el periodo del mes de octubre de 2012 al mes de enero 2013. 

2.2. Clima 

Aw2 ́ ́(i ́)g, cálido húmedo, con una temperatura promedio de 26°C y una precipitación pluvial media anual de 1, 107 mm. 

2.3. Flora 

Se re ere al conjunto de las plantas que pueblan una región (por ejemplo un continente, clima, sierra, etc.), la descripción de éstas, su abundancia, los períodos de oración, etc. 

Es el conjunto de especies vegetales que se pueden encontrar en una región geográ ca, que son propias de un periodo geológico o que habitan en un ecosistema determinado. La ora atiende al número de especies mientras que la vegetación hace referencia a la distribución de las especies y a la importancia relativa, por número de individuos y tamaño, de cada una de ellas. Por tanto, la ora, según el clima y otros factores ambientales, determina la vegetación (Gobierno del estado de Veracruz). 

En el sistema de producción en el que se hizo el experimento, se encontraron este tipo de flora: Roble Quercus petraea, Cedro Cedrela odorata, Caoba Swietenia macrophylla, Macaya Placea amoena Phil., Ceiba Ceiba pentandra, Cocuite Gliricidia sepium. 

2.4. Gramíneas 

Las gramíneas son plantas herbáceas que presentan una gran amplitud 

ecológica, por lo que se suelen encontrar formando parte de la vegetación natural (silvestre y ruderal), y ornamental o agronómica de las poblaciones humanas. A esta familia botánica pertenecen especies que son fuentes importantes de alimento para el hombre y para el ganado: 

• Estrella (Cynodon Plestostachyus) 

• Señal (Brachiaria decumbens) 

• Insurgente (Brachiaria brizantha Hochst) 

• Mombaza (Panicum máximum) 

• Tanzania (Megathyrsus maximus) 

2.5. Diseño experimental 

Se utilizó un diseño experimental completamente al azar, donde hay dos tratamientos, uno con tratamiento de bloques nutricionales y el otro con manejo normal, con siete repeticiones cada tratamiento. 

Debido a la variabilidad de los datos, se hizo un ajuste de pesos iniciales por Covarianza. 

2.6. Descripción de los tratamientos 

T1= Este tratamiento está basado en el manejo tradicional, rotación de potreros, manejo sanitario y alimento. 

T2= Este tratamiento es de igual manera que el primero, se incluyeron bloques nutricionales. 

2.6.1. Variables Evaluadas 

La variable analizada en este experimento fue la ganancia en peso de los animales. 

2.7. Descripción de la metodología 

2.7.1. Selección de hato 

Se utilizaron 14 toretes de la cruza Suizo x Cebú (5/8), de una edad de ocho meses y un peso aproximado de 150 kilos. 

2.7.2 Separación de lotes 

Se formaron dos lotes, de siete animales cada uno, todos los integrantes tendrán el mismo manejo sanitario y nutricional. 

2.7.3 Manejo 

El 50% de los toretes tendrán un manejo tradicional que es un pastoreo continuo rotacional, y el otro 50% de 

los toretes se manejará bajo pastoreo continuo rotacional y el suministro de bloques nutricionales ad líbitum, durante un periodo de 90 días. 

2.7.4 Pesos y medidas 

Cada animal de cada lote se pesara con báscula electrónica y se medirá con cinta individualmente. Las mediciones de los toretes se llevaron a cabo en el mismo rancho, con báscula y cinta. 

Se realizaron cuatro pesadas y mediciones, una fue al principio del experimento evaluando el peso del grupo y las condiciones en la que se encuentra cada lote, con una frecuencia mensual en promedio, es decir una al principio del experimento y las siguientes cada mes. 

Fechas para las mediciones y pesos: 

• Pesada inicial 8 de octubre de 2012 

• Segunda pesada 27 de octubre 2012 

• Tercera pesada 30 de noviembre 2012 

• Pesada nal 8 de enero de 2013 

2.7.5. Preparación de bloques 

Mezcla de ingredientes: En la medida que se va agregando cada ingrediente, se va mezclando y se le agrega agua, en cantidades ajustadas, con el n de ir haciendo un pastón o mezcla homogénea con la consistencia similar. Normalmente, la cantidad de agua es alrededor del 10-15% del total de la mezcla. Debido que esta tarea es “artesanal” el operario debe realizar un entrenamiento previo hasta llegar a la consistencia deseada. 

Llenado de los recipientes: Una vez que se logró la pasta con la consistencia buscada se llenan los recipientes cuyas capacidades pueden variar, de acuerdo a las características propias de cada establecimiento y a la cantidad de animales que se vayan a alimentar. La tarea de llenado de los recipientes debe hacerse bajo la sombra, para que el sol no impacte directamente y así se evita que el secado sea extremadamente rápido. Si eso ocurre los BN se pueden romper o resquebrajar. 

Presión y desmolde: Una vez llenado el recipiente, se debe ejercer presión a través de diferentes sistemas de “prensa” (maderas, piedras, etc.), o directamente con la mano con guantes. Esta tarea es muy importante ya que favorece la mezcla y compactación del BN, ayudado por el cemento (como aglutinante). Posteriormente se deja secar aproximadamente una hora o 40 minutos, se desmolda y se pone a secar. 

Secado y almacenaje: Finalmente en la práctica, al día siguiente de haber sido elaborado los BN se pueden desmoldar y suministrar a los animales. En cambio si se los deja guardados mucho tiempo, se van a endurecer demasiado, y existe una correlación directa entre dureza del BN y consumo, dependiendo del destino que vayan a tener este hecho puede ser positivo o no. Cuando no se pueden elaborar los bloques semanalmente (que es lo ideal) se puede cubrir los envases con bolsas plástico para que no pierdan humedad y de esa forma se mantiene más tiempo la masa blanda. 

Por cada día que pasa los BN se van endureciendo hasta transformarse en la consistencia de una piedra. La dureza-objetivo que se busque con estos bloques estará sujeta a la categoría de animales, ganancia de peso y/o accesibilidad a los animales. 

Suministro: A los BN se los debe colocar dentro de un cajón de madera o sobre una tabla para evitar el contacto con la tierra y que los animales no los destruyan o directamente dentro de un envase plástico, con el cual se distribuye en el campo. Además, deben estar cerca de una bebida con agua fresca y abundante. Debido a que se tratan de sales de diferentes orígenes, los animales requieren altos consumos de agua. En caso de que no haya agua disponible, en cantidad y/o calidad, es conveniente no utilizar esta técnica. Cuando se busca mejorar las ganancias de peso con animales en pleno crecimiento, que 

estén consumiendo forrajes groseros de baja calidad, es conveniente que los bloques no estén “muy duros” para favorecer un mayor consumo, siempre lamiéndolos. 

La cantidad de urea que los animales pueden consumir sin tener ningún trastorno o toxicidad es de 40 gramos cada 100 kg de peso vivo o 0.03% del peso vivo. 

2.7.6. Análisis estadístico 

Se utilizó la técnica de Análisis de Varianza, y una comparación de medias por el método de Tukey (0.05), con el paquete de Diseños Experimentales de la Universidad Autonóma de Nuevo León, (Olivares). 

RESULTADOS 

3.1. Primer muestreo 

Se utilizó el peso inicial de los animales, como covariable para tener más precisión en el análisis estadístico. 

3.2. Segundo Muestreo 

Al realizar el Análisis de Varianza, para los datos del segundo muestreo, se observaron diferencias estadísticas altamente significativas (p=0.009) (Cuadro 1), y en la comparación de medias Tukey (0.05), el tratamiento que incluye el BN, superó al testigo, los tratamientos tuvieron pesos promedio de 138.08 y 129.87 kg, respectivamente (Cuadro 2). 

3.3. Tercer muestreo 

Al realizar el Análisis de Varianza, para los datos del tercer muestreo, no se observaron diferencias estadísticas altamente signi cativas (Cuadro 3), y en la comparación de medias Tukey (0.05), en este cuadro se observa la igualdad de resultados del tratamiento a BN y testigo, y aunque tiene una diferencia mínima, estadísticamente no hay diferencia ni ganancia de peso, esto se debe al requerimiento de los animales, que llegan a un punto en que sus requerimientos están llenos y estabilizan la curva de crecimiento (Cuadro 4). 

3.4. Cuarto muestreo 

Al realizar el Análisis de Varianza, para los datos del cuarto muestreo, se observaron diferencias estadísticas mínimamente signi cativas (p=0.001) (Cuadro 5), y en la comparación de medias Tukey (0.05), el tratamiento que incluye el BN, superó al testigo, los tratamientos tuvieron pesos promedio de 181.76 y 135.3 kg, respectivamente (Cuadro 6). 

En este último cuadro se observa que la diferencia es muy notable estadísticamente y que gana el BN al testigo por más de 40 unidades ya que los requerimientos vuelven a surgir y aumenta la curva de ingesta. 

3.5. Análisis económico 

En este apartado se estudia los resultados de la empresa a partir de los costos de producción y de los ingresos a obtener para obtener una visión conjunta de la rentabilidad y la productividad. 

3.5.1. Insumos para preparar bloques nutricionales 

Se utilizaron diferentes ingredientes y cantidades de cada uno de ellos para la preparación de los bloques nutricionales (Cuadro 7). 

3.5.2. Costo por insumo 

El costo total de ingredientes para 100 kg fue de $ 354.00 (Cuadro 8) 

3.5.3. Costo por bloque 

De 100 kg salen 10 bloques de 10 kg cada uno. El costo por bloque de 10 kg fue de $35.40. No se considera el costo de mano de obra en su elaboración por ser esta una aportación familiar. 

3.5.4. Costo por kg de bloque 

Costo por kilogramo de suplemento fue de $3.54 

3.6. Pesos promedio 

En el Cuadro 11, se muestran los pesos iniciales y los resultados de la última pesada con báscula de cada tratamiento. 

3.7. Análisis de productividad y rentabilidad 

La ganancia promedio diaria de peso en el tratamiento con BN fue de 494 g y de 398 g sin tratamiento respectivamente, presentándose una mayor ganancia en peso con BN de 96 g diarios. El costo del bloque fue de $3.54/kg. El consumo de bloque por animal fue de 500 g/día, lo que representa un costo de $1.77/día. 

El precio medio rural de venta de un animal con BN fue de $28.00/kg, y sin bloques de $27.30/kg, la ganancia bruta (0.494*28) en el tratamiento con BN es de $13.83/día, menos el costo del bloque $1.77, arroja una utilidad de $12.06/día; la ganancia en el tratamiento sin bloques (0.398 *27.30) fue de $ 10.86/día. La diferencia entre tratamientos es de $ 1.20/día, que en 90 días signi co una ganancia con BN de $108.00 por animal. 

DISCUSIÓN 

La ganancia de peso (GDP) por día encontrada en el presente experimento fue de 494 g diarios en un período de 90 días, estos resultados son congruentes con lo reportado por Fariñas et al., donde reporta GDP de 280 g diarios con bloque nutricional, cuando se adiciona rastrojo de sorgo aumenta la GDP a 1333 g diarios. 

En este sentido, lo estudios de Gutiérrez y Ayala, coinciden con los anteriores, evidenciando GDP que van de 250-400 g diarios. Estudios hechos en el trópico Venezolano por Araque., donde evalúo los bloques nutricionales en dos épocas del año (lluvia y sequía) con distintos porcentajes de urea que variaron del 3 al 14%, reporta que el bloque nutricional con urea al 5% mejora el consumo y permite de GDP en época de lluvia de 484.84 g diarios en comparación con la época de seca donde la ganancia fue de 312 g diarios. Los trabajos de Araque y Cortes., coinciden con lo reportado en este trabajo, ya que los resultados de 494 g son similares a los de la época de lluvias que reportan. En las zonas tropicales como en las que se desarrolló el presente trabajo, la riqueza forrajera de los trópicos y la importancia económica y social de la ganadería en estas regiones indican que esta actividad se realiza aún en gran parte en forma tradicional, con poco o nulo uso de tecnología, por lo que los índices productivos y de rentabilidad del sistema son bajos. En respuesta a esta problemática surge la inquietud del presente trabajo, donde también autores como Araujo et al., en estudios hechos en el trópico venezolano en época de sequía a 127 días con hembras de 182 kg en promedio y utilizando bloques nutricionales con urea al 5%, obtuvo GDP de 443 g diarios. Lo reportado por este autor a diferencia del presente trabajo que fue en época de nortes son a nes, variando en 51 g diarios. El presente trabajo evaluó 14 bovinos machos con peso inicial promedio de 180 kg obteniendo GDP de 494 g diarios con bloques nutricionales al 6% de urea. Este resultado concuerda con lo reportado por Araque., donde utiliza bloques nutricionales con urea al 13.04%, con GDP de 548 g utilizando toros con peso promedio de 451 kg. 

Un estudio análogo también por Araque., utilizando hembras bovinas con peso inicial promedio de 255 kg a 68 días de experimento y utilizando bloques nutricionales al 5% obtuvo GNP de 409 g diarios, afín a lo encontrado en el presente estudio. 

Esta tecnología probada para el uso racional y eficiencia de forrajes, esquilmos agrícolas y subproductos agrícola, han probado no solo su impacto en la productividad, sino también en la rentabilidad y sustentabilidad de unidades de producción bovina. En este sentido Pírela., menciona que el uso de bloques nutricionales permite tener ganancias económicamente factibles y esto concuerda con lo reportado en este trabajo, donde se muestran ganancias económicas. 

Gutiérrez y Ayala., indican que los bloques nutricionales de melaza y urea, son una alternativa, para completar la dieta de rumiantes, cuando se alimenta con pastos de baja calidad o con esquilmos agrícolas como rastrojo de maíz, sorgo, trigo, etc. Contienen niveles altos de proteína, energía fosforo, y otros minerales. Los bloques se elaboran según las necesidades de los animales y fortalecen la 

función del rumen que digiere la bra del forraje. Asimismo, la elaboración de bloques nutricionales a partir de ingredientes portadores de energía, proteína y minerales que incrementa la calidad de las pasturas, aumenta la digestibilidad del material y disminuye costos que suplementarían hasta un 60%. Adicionalmente, la actividad bacteriana del rumen, la proliferación de microorganismos celulóticos y la producción de proteína microbial, lo cual mejora el comportamiento de los animales en producción, ganancia de peso vivo diario y conversión alimenticia (INIFAP). 

Se concluye que el uso de bloques nutricionales en bovinos bajo un sistema de pastoreo permite obtener GNP, y sirve como alternativa nutricional en las épocas críticas, manteniendo a los animales en condiciones corporales óptimas para la producción animal. 

Con respecto a la diferencia en los precios de venta por animal de 

$28.00/kg con BN, y de $27.30/ kg sin BN, el sobreprecio se debió a que el lote alimentado con BN presentaba mejores condiciones corporales, además, de la facilidad de incorporarlos de inmediato a la engorda intensiva ya que su rumen estaba en condiciones de continuar con la alimentación de granos y concentrados, evitando perder tiempos de adaptación en el consumo y una baja ganancia de peso inicial, que es lo que ocurre con el ganado que proviene del pastoreo. 

CONCLUSIONES 

Se presentó una mayor productividad y rentabilidad en el tratamiento con BN. En el caso de la productividad, la ganancia promedio diaria de peso en el tratamiento con BN fue de 494 g y de 398 g sin tratamiento, presentándose una mayor ganancia en peso con BN del orden de 96 g diarios. Para el caso de la rentabilidad, se obtuvo una utilidad en el tratamiento con 

BN de $ 1.20/día con respecto al tratamiento sin bloques, que en los 90 días de suplementación signi co una ganancia con BN de $108.00 por animal. Con esta utilidad se cubre el costo de la tecnología utilizada y se obtienen ganancias adicionales. Además, se observo, en los animales con el tratamiento de BN, que presentan una mejor apariencia física y con menos propensión a enfermarse. 

No se rechaza la hipótesis, por lo que se a rma que el uso de bloques nutricionales es una alternativa favorable para incrementar la ganancia de peso diario en ganado de doble propósito bajo pastoreo rotacional en condiciones de periodos ambientales críticos. 

Los bloques nutricionales con granos son un complemento estratégico para épocas críticas, con climas adversos, ya que mejoran la e ciencia del rumen, mejoran la digestibilidad y aumentan el consumo de alimento y que se traduce en aumento de ganancia de peso diario. 

El uso de bloques nutricionales en bovinos bajo un sistema de pastoreo permite obtener GNP, y sirve como alternativa nutricional en las épocas críticas, manteniendo a los animales en condiciones corporales óptimas para la producción animal y representa un margen de ganancia económica para el ganadero. ΩC 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS