Menu

loading...

La maralfalfa forrajera cultivar de Pennisetum purpureum (Segunda parte) Destacado

La maralfalfa forrajera cultivar de Pennisetum purpureum (Segunda parte)

Producción:

Hay cuatro alternativas, todos los sarmientos de material vegetativo que conforman la estaca, provienen del tallo macizo o tronco. Se cortan o despuntan las puntas tiernas. Los acodos presentan un anillo de crecimiento que dará origen a las raíces a partir de la banda de primordios radiculares. Las semillas deben provenir de un lote libre de enfermedades para establecer una pradera de forraje para corte: Estas opciones permiten alternar combinaciones acorde a los objetivos del productor y su experiencia. Es necesario discutir esta decisión con productores que ya han tenido previa experiencia en la región y hacerse acompañar de ellos durante el establecimiento.

maralfalfaa1

El material vegetativo como semilla debe pasar de los 90 días de rebrote. Si es de siembra original nueva deben pasar más de 150 días para que la estaca o caña no esté tierna ni muy madura. Observar que a los 60 días después del rebrote el diámetro de la caña alcanza su máximo grosor y decrece con el tiempo a menos de 1.5 cm. El diámetro más grande de 1.8 cm no significa mejor semilla. Puede ser efecto del potasio del suelo, baja densidad de población o clima favorable. Es aconsejable utilizar material vegetativo de la parte central del tallo o caña porque se pueden obtener mejores resultados en cuanto a calidad y germinación Andrade.

En caso de trasladar el material vegetativo o semilla a largas distancias, el fondo o caja del camión o transporte debe protegerse con hojas de los despuntes para disminuir su calentamiento y no se debe quitar mucha hoja de la caña ya que funge como amortiguador con el fin de proteger las yemas germinales. Antes de sembrar se limpia el remanente de hojas, dejando al descubriendo los nudos para que hagan contacto con la humedad del suelo. Se pueden cortar las cañas a 3 yemas o nudos viables, aproximadamente a 25 cm de largo para tener una mejor maniobra con las estacas. Si se siembran acostadas en la cama horizontal no es necesario hacer cañas chicas si solo se cortan las puntas tiernas y se eliminan. En condiciones extremas de frío o calor los tallos para semilla deben pasar de 50 cm para siembra vertical en estaca u horizontal tapadas en el lomo del surco. Con este tamaño existen mayores reservas energéticas para su germinación.

La semilla vegetativa debe ser tratada con insecticida (Sultán 2 cc/L), fungicida (Vitavax 2 gr/L) y un promotor de raíces (Root most 5 cc/L) antes de sembrar para evitar ataques de hormigas (mochomos), insectos y enfermedades fungosas. Consultar con su casa de agroquímicos por los productos más recomendables para la región.

No todos los cultivares de Pennisetum soportan la salinidad como Merker, Elefantey King Grass, mucho menos si hay saturación de aluminio del suelo.

d) CEPAS.

Las cepas pueden ser usadas perfectamente como semilla. Es el componente de la base subterránea del tallo de una planta viva unida directamente a la raíz. Los resultados de establecimiento son del 97% de prendimiento y su desarrollo son similares al establecimiento utilizando tallos como semilla. Las semillas apicales provenientes de la raíz pueden sembrarse. La obtención de esta material vegetativo requiere de mayor trabajo y cuidados.

El cultivo se chapolea con la tlacuachadora después del corte de cañas para semilla para uniformizar la nueva nacencia. Se saca la caña para semilla o forraje y el remanente se corta mecánicamente. Si se hace a tiempo se puede quemar el rastrojo con soplete antes de que emerjan las semillas apicales tiernas desde las raíces.

En La parcela experimental de Aray; observaron rebrotes a los 9 a 12 días después de la siembra, controlando maleza con preemergente Simazin y postemergentes con Tordón 101 a 2 Lts/200 Lts de agua/ha y aplicación de Atrazina a 1 Lt.

e) DISEÑO DE SIEMBRA Y PREPARACIÓN DEL TERRENO.

La caña puede ser espaciada verticalmente enterrada a 2 nudos en vara o estaca inclinada a 45°, espaciada cada 20-50 cm. Otra forma sería por arriba del surco abrir cama con azadón o cultivadora para acanalar el bordo y colocar horizontalmente la semilla verde acostada al suelo en continuo sin separación entre cañas e incluso entre palmeadas. Ambos métodos dan buenos resultados y la enterrada de la semilla a no más de 5 cm de profundidad con la cubierta de suelo. También en ambos costados del surco se puede colocar una hilera de cañas (dos por surco), dependiendo del agua para riego disponible. Más del 95% de las estacas tendrán rebrote.

Siembra con estacas de zacate maralfalfa en suelos de migajón arcilloso en el Valle del Yaqui.

Esparcir una estaca a cada 30 cm equivale a sembrar 333 estacas en 100 metros lineales de surco. Si los surcos tienen una separación de 80 cm, en 100 metros habrá 125 surcos. Así que en una hectárea se sembrarán 125 X 333.33 = 41 666 estacas. Cada estaca puede producir un macollo de 15 plantas. La densidad forrajera será de 625 000 plantas por hectárea. Observar que en el maíz forrajero bajo riego se acostumbran trillar con densidades de 85 000 plantas por hectárea y en sorgo forrajero hasta 100 000 plantas por hectárea, otras gramíneas alcanzan poblaciones de 700 000 plantas/ha.

El diseño espacial para la distancia entre surcos es más variable y su implementación depende de los objetivos iniciales de la parcela que se quiere establecer. La distancia entre surcos puede ser de 40- 50-60-70-80-100-120 centímetros. La distancia entre plantas 20 a 50 cm.

Se sugiere un chapoleo alto a los 45 días de nacido para uniformizar toda la parcela y estimular la salida de más macollos, pero no es necesario. Es tiempo de controlar la maleza. El número de macollos nacidos por metro lineal puede alcanzar 50 cañas o hijos a los 3 meses.

a) Con semillas de grano enteradas al suelo por 1 a 2cm. Por su variabilidad híbrida, fisiológica y varietal. No se discute en este artículo.

b) Parcela para material vegetativo que será utilizada como semillero. El esparcimiento entre macollos debe ser abierto para que las cañas logren un mayor diámetro y fortaleza contra el acame. Se sugieren surcos a 80-92cm, en densidades de 2.5 toneladas de material vegetativo distribuidas por cada hectárea, con plantas separadas a 50 o más cm, a una profundidad no mayor a 5 cm. Como resultado final el número de macollos será igual que una siembra de mayor densidad, pero la fortaleza y rectitud de la caña para semilla se verá favorecida con una menor densidad de siembra.

La fertilización se hace con fósforo, calhidra y otro mejorador de suelo de ser necesario. Considerar que el cultivo está destinado para semilla y no debe fertilizarse con exceso de nitrógeno. Se reduce la producción de semilla pero se evita el acame de plantas.

c) Parcela para corte de verde picado con maquinaria. Su establecimiento es el más común. Se sugieren surcos de 80 cm, en densidad de 3.0 o más toneladas de semilla verde, con cañas acostadas y enterradas una tras de la otra, a cordón simple, sin separaciones, López. Por así decir a chorrillo. Si se usan las cañas como estacas poner una separación de 30 cm. Para mayor rendimiento por hectárea se puede incrementar la densidad de siembra a 5 Ton de semilla colocando por arriba del surco acanalado con cuneta una doble hilera, es decir dos cañas juntas. También a doble cordón de material vegetativo, es decir dos canaletas una a cada costado del surco, colocar una hilera de cañas y en ambos diseños entrelazar las puntas delgadas para no dejar espacios sin germinar.

d) Potrero para pastoreo directo con animales. Se sugieren surcos a 40 cm, pero pueden ser 50 cm, con una densidad de 5 Ton de material vegetativo, distribuyendo las cañas de semilla en forma continua a chorrillo. También se pueden usar dos hileras de cañas por surco, pero requiere más semilla de siembra.

Los resultados de una prueba sembrada el 10 de agosto del 2013 por INIFAP en la zona Fuerte Mayo del Sur de Sonora se cosechó 6 meses después el 30 de enero del 2014 favorecen al establecimiento inclinado en 45° con dos entrenudos en contacto con la tierra y sobresaliendo 2 nudos a la superficie, seguido del diseño en forma horizontal con mayor número de tallos y toneladas verdes. Los resultados no son concluyentes por la variabilidad existente y el tamaño de la muestra, pero dan una pauta a seguir para próximos establecimientos. Se explican los resultados.

El diseño se describe de la siguiente manera: E=enterrada y A= aire, el número de nudos, así que 1E- 1A es una sarmiente con un nudo bajo tierra y otro por fuera y la 2E-2A es una estaca con dos nudos abajo y dos nudos arriba. La siembra con estacas horizontales a diferentes densidades de material verde. El grupo 1E-1A promedió 20.0 tallos por macollo, con un grosor perimetral de 15mm, resultando en 132.5 Ton/ha. El grupo 1E-2A tuvo 24.6 tallos de 16 mm para un rendimiento de 194.4 Ton de materia verde. Para los surcos con 2E-1A lograron 22.7 tallos con 13 mm y una producción de 135.6 Ton al corte. La sección de 2E-2A se obtuvieron 29 macollos con un grosor de 15 mm dando 262.5 Ton M.V./ha. La siembra de semillas enterradas en forma horizontal produjo 32 tallos por macollo de 14.7 mm alrededor del tronco y se estimó un rendimiento de 221.9 toneladas por hectárea.

Cerca de Córdova Veracruz en Paso del Toro se sembraron por López y colaboradores 2012 (80) los cultivares de Taiwán, Maralfalfa, Merkeron, y Elefante los días 15 Sept, 30 Sept, y 14 Oct con caña a cordón corrido al fondo del surco y doble estaca de tres nudos cada una. La fecha de siembra sí afectó los rendimientos forrajeros de todos los cultivares, siendo favorable el 30 de septiembre. La fecha inicial obtuvo una altura de 2.0 mt y después 2.5 metros por planta. Taiwán fue el más productivo. La siembra a cordón corrido contó con 19000 macollos mientras que las estacas 14814 macollos por hectárea. El número de plantas no obtuvo diferencias significativas ya que osciló entre 107000 a 129000 por hectárea.

En el campo experimental de Cotaxtla, Veracruz el grupo de investigadores de Enriquez; sembraron el 17 de diciembre del 2011, durante el invierno los cultivares de Taiwán, Maralfalfa, CT- 115 y OM-22 en un clima Aw1 con precipitación promedio anual de 1300 mm con temperatura de 25°C a 15 msnm. Se sembró a cordón corrido a fondo del surco, con fertilización de NPK de 150-60-00 en dos etapas, aplicándose la mitad del nitrógeno faltante a los 45 días. Los surcos a 60, 90 y 120 cm requirieron 6905, 5155 y 3838 kilos de semilla por hectárea para su establecimiento. La altura de la planta varió de 3.06, 3.14 y 3.25 metros para la distancia entre surcos respectivamente. El cultivar OM-22 requirió de más semilla para su establecimiento. El CT-115 tuvo mejores producciones en invierno con 49 Ton de forraje verde por hectárea. Taiwán alcanzo una altura de 3.28 mt la menor fue para maralfalfa con 3.05 metros. Se contaron 19445 macollos por hectárea para Taiwán y 15314 para OM-22, lográndose entre 8 y 9 hijos por macollo.

f) RIEGOS.

Con dos láminas de riego semanales de 60 mm cubren los requerimientos hídricos del pasto maralfalfa Clavero. Andrade; indica que la lámina de riego debe ser de 10 cm cada 15 días dependiendo del gradiente de evapotranspiración de la planta. 

Continuará…ΩC

Modificado por última vez enLunes, 02 Junio 2014 10:46
volver arriba