Menu

loading...

La maralfalfa forrajera cultivar de Pennisetum purpureum Destacado

La maralfalfa forrajera cultivar de Pennisetum purpureum

Producción:

Es un forraje de corte, verde picado, ensilado, pastoreo y limitado para pacas. Debe establecerse en primavera con riego y fertilización intensiva.
ESTE MANUAL NO PRETENDE FOMENTAR EL CULTIVO DEL ZACATE MARALFAFA. ES UNA GUÍA DE CAMPO PARA AYUDAR EN LA TOMA DE DESICIONES, MEJORAR SU ESTABLECIMIETO Y USO. No se pretende dar recomendaciones de agroquímicos, consulte a su asesor técnico. La parte II se relaciona con la producción animal.
La alfalfa Medicago sativa es considerada mundialmente la reina de los forrajes. ¿Es la maralfalfa la panacea de las forrajeras? Artículo que le da seguimiento fenológico al establecimiento de cuatro parcelas del Sur de Sonora

I. ANTECEDENTES HISTÓRICOS
El origen específico del zacate maralfalfa como cultivar o variedad es incierto, ya que genealógicamente puede ser de origen africano Pennisetum violaceum Lam. Rich. Ex Pers sin que las hojas necesariamente sean lilas, o ser un híbrido simple de Napier Elefante Pennisetum purpureum (rendimiento) X Mijo Perla Pennisetum americanum (nutrientes) creando el pasto elefante paraíso, pero cambiado de nombre comercial por maralfafa. Pudiendo ser una retro cruza 2n n o triploide resultando un Pennisetum hibridum. Wagner y Colon; de República Dominicana señalan a la Maralfafa como un híbrido de Pennisetum purpureum X Pennisetum glaucum Milheto y definen al clon CT 115 como Pennisetum purpureum. En la web existe la complicada aseveración de ser una multicruza de Pennisetum X Paspalum X Medicago X Phalaris, situación que no es viable aún bajo patrones de clonación. No se va a discutir en el artículo, pero se aportarán otras bases y usted decide. En la subtribu Cenchrinae existen tres géneros Pennisetum, Cenchrus y Anthephora parecidos físicamente entre sí y tan solo en el género Pennisetum existen más de 80 especies de gramíneas. Las pequeñas diferencias morfológicas como el zacate buffel Cenchrus ciliaris que tiene cuatro cariópsides o semillitas y las especies del género Anthephora se confunden con Pennisetum Valdez y Dávila; ocasionando confusiones en la clasificación de especies y cultivares en el mundo. Otras gramíneas menos emparentadas con la maralfalfa pero con manejo agronómico similares son la caña de azúcar y sorgo forrajero las cuales pertenecen a la tribu Andropogoneas en las que se incluyen las subtribus Saccharinae y Sorghinoe. Tampoco genealógicamente se relaciona con el maíz o Zea maiz que es de la tribu Maydeae. Aún menos con el carrizo Arundo donax. Sin embargo visualmente hay inflorescencias de otras gramíneas que a simple vista aparentan cierto parecido como la Setaria arundinacea con granos, unas de ornato con crecimiento cespitoso, césped para jardín y otras forrajeras como pasturas o para grano Correa.
maralfalfa1
Dibujo esquemático de plantas maduras de A) Sorgo, B) Maíz y C) Caña, con desarrollos vegetativos muy similares en hojas, tallo, nodulos o entrenudos, raíces. Excepto en sus partes reproductivas como la flor en la panoja del sorgo, la espiga (borla) que fecunda la mazorca del maíz y la infloresencia de la caña que también se diferencía con yemas en tallo. Esta variabilidad genética de la Familia Poaceae dificulta la clasificación de los pastos forrajeros. En México existen 6 subfamilias, 26 tribus, 30 subtribus, 206 géneros y 1127 especies de gramíneas. Ya desde 1921 Chase A. realizaba trabajos sobre Pennisetum datos reportados por Valdés y Dávila. Para complicar más las cosas tan solo en la especie Pennisetum purpureum utilizadas para el corte de forraje en verde existen muchos cultivares, variedades, selecciones por tejido in vitro y clonaciones, aunado al cambio de nombres regionales que designan a una especie varias denominaciones lo que genera confusión. Unas más productivas o nutritivas que las otras acorde a su adaptabilidad; dependiendo del tipo y fertilidad del suelo, altitud sobre el nivel del mar, volumen de precipitación, longitud y latitud geográfica que influyen en la longitud del día, distancia a la costa, temperatura ambiental y nocturna, humedad relativa, etc. Por ello no es fácil escoger un cultivar o variedad que sea la mejor opción en todas las condiciones naturales y a falta de resultados de investigación regional, el productor selecciona con su intuición y experiencia forrajera acorde a sus recursos económicos y condiciones naturales. Se cree que África es el centro de domesticación del Napier representante genérico del Pennisetum purpureum porque en el continente se encuentra la mayor variabilidad de genes, sin descartar las especies adaptadas a otros países y en las que se hacen colectas para el banco de germoplasma como África del Sur, Brasil, Puerto Rico, EUA, Australia, China, Paquistán e India, reportadas por Wanjala, Obonyo, Wahira et. al; quienes han identificado 281 cultivares polifórmicos mediante marcadores moleculares y ven la posibilidad de enriquecer las muestras del International Livestock Research Institute (ILRI) de germoplasma forrajero de Etiopía para realizar combinaciones interespecíficas y con ello transferir alelos dentro de la especie que sean agronómicamente favorables y sobre todo diferenciar los nombres comerciales que confunden los trabajos de desarrollo en cada región para mantener las características de alta capacidad fotosintética, uso eficiente del agua, resistencia a enfermedades. Con la hibridación y cultivos in vitro se han liberado en el mundo varios cultivares que resultan con características productivas muy favorables. Ya sean las cruzas de Pennisetum purpureum X P. americanum X P. typhoides (frío) X P. violaceum X P. glaucum X P. vellosum X Paspalum macrophylum X P. fasciculatum, combinaciones y retro cruzas, etc. han resultado en cultivos forrajeros como el Capim, Elefante verde, Elefante enano (cv Mott), Candelaria, Cuba 22, Cubana, Imperial, Hawái, Gigante, Merker, Bana grass, San Carlos y el Camerún que contiene un azúcar más palatable. Los Centros de Investigación y Universidades de Brasil llevan a cabo un programa nacional del pasto elefante, mediante el EMBRAPA active germplasm bank de Napier (BAGCE) con colectas de más de 100 especímenes debido a que es una especie de polinización abierta con baja producción de semilla, por lo que su reproducción comercial es a base de material vegetativo Sousa, Palla, Camplina et. al., los investigadores ya tienen más de una década realizando cruzamientos entre Napier (Pennisetum purpureum Schumac) (2n=4x=28) (A‘A‘BB) tetraploide perenne X Mijo Perla (Pennisetum glaucum L. R.Br.) (2n=2x=14)(AA) diploide anual para producir híbridos, seguidos de una regeneración de tejidos para salvaguardar las cruzas más promisorias para la producción de forrajes y granos fértiles Andrade, Barreto, Augusta, Chamba et. al. Esta experiencia proviene del trabajo esquemático realizado en 2009 por Salvert, Azevedo y colaboradores en donde estas dos especies alógamas son sexualmente compatibles resultando en híbridos (2n=3x=21 AA‘B) estériles parecidas morfológicamente al Napier con diversas ventajas agronómicas para tolerancia a la sequía, resistencia a enfermedades, semillas más grandes a la cosecha, más fuerza, hojas más anchas y largas, mejor tallo, incremento en la producción de materia seca, más palatable. Paiva, Bustamante, Barbosa et. al., y otro grupo de Genetistas Campos, Davide, et. al., señalan que se pueden duplicar los cromosomas antimitóticos del híbrido (2n=6x=42) (A‘A‘AABB) para restaurar la fertilidad, por lo que han trabajado con 12 híbridos en especial los cv Capileto H89 y Paraíso P1 ya que ambos presentan 42 cromosomas que pueden servir para las cruzas y los híbridos H40 2n=32 y H42 2n=38, con futuro promisorio en el mejoramiento genético de la especie. El uso de hexaploides 6x en el programa genético les permite transferir alelos con características deseables y hacer viable la propagación con semillas de grano Barbosa, Chamma, Vander, de Abreu. El Dr. Benajmín Ortiz de la Rosa de Conkal, Yucatán señala que solo el pasto morado tiene un 10% de semilla fértil, los demás cultivare híbridos son infértiles. Los cruzamientos entre Napier y Milheto (Mijo Perla) cobran importancia internacional para la producción de híbridos que tengan potencial agronómico en los que participan China, Inglaterra, Japón, Australia y los Estados Unidos de Norteamérica. No reportan datos de México. De Colombia se encuentran regionalmente expandidos entre los ganaderos los cultivares con mejor porcentaje de digestibilidad del forraje como Sena, King Grass pubecente Cubano (P. purpureum X P. glaucum), Cajamarca con 60% de digestibilidad (DIVMS), seguidos de Villa Chela, Morado (King Grass), Taiwán (A-146. 801-4, 144) y Maralfalfa (Paraiso se cree sea), Napier los dos últimos, ambos con digestibilidad baja de 50%. En el Instituto Tecnológico Úrsulo Galván de Veracruz, los investigadores Flores, Castrejón, Olivos y colaboradores establecieron parcelas de Merkeron, Elefante, Uruckwona, Maralfalfa, Napier, Taiwan, Caña Africana, CT 115, King Grass, Roxo, Mineiro, Cameroon determinándose bajos contenidos de proteína cruda de 3 a 5% para todos los cultivares. Ampliando este trabajo Carrillo., establecieron los 11 cultivares de Pennisetumen y 16 de Panicum en tres localidades de Veracruz Tlapacoyán, Úrsulo Galván y El Clarín encontrando diferencias entre cultivares y localidades. Existen otros clones cubanos a partir de callos embriogénicos provenientes de conos apicales OM-22, CT-115 y CT-169, reportados por Chamorro, et. al., en el trabajo de Clavero; todos muy similares morfológicamente y nutritivamente entre sí, pero con alguna característica productiva que lo diferencia en rendimiento de otro cultivar (no especie, ni variedad) como el clon CT-115 que sobresale en producción y nutrientes sobre los demás Pennisetum bajo diferentes condiciones agrológicas y de manejo agronómico, pero no siempre como la mejor muestra dentro de la prueba. Por ello existe la sugerencia que se clasifique a éste grupo como Pennisetum sp. híbridum pero otros autores afirman que por definición de especie o híbrido no es posible utilizar esta nomenclatura y clasificación en forma generalizada. Así que cada cultivar debe ser mencionado con su nombre de pila y no científico. Al oeste de Brasil, el estado Rondonia se llevan a cabo programas de clonación en la que Costa, Townsend, Avelar y colaboradores, han llevado a cabo pruebas de rendimiento forrajero para 19 clones con las siguientes nomenclaturas: 92 F 198-8, 92 F 79-2, 92 F 37-5, 92 F 97-1, 91 F 34- 5, 91 F 19-1, 91 F 2-5, CAC 262 y otra lista de clones en la que no desatacaron agronómicamente. Adicionalmente se lleva a cabo un exhaustivo programa de más de 70 clones para identificar las plantas más productivas Ferreira, Santos, Lira et. al., estudian la histología y madurez fisiológica en campo para identificar las más productivas y digestibles. Los clones que tienen internodos más grandes son resistentes a la sequía de 5.80 a 13.74 mm. Otros clones concentran más la celulosa en la parte apical y media lo que mejora el consumo animal, destacándose los siguientes: Itambé IV-46, I-Itambé 1.20, Itambé I-1.4, Milheto X Buacu/112-23.4, Cuba-116 -29.3, CAC-262 - 12.102, Roxo de Botucatu X CAC-282 -18.29, Taiwán 146-2.6, Itambé I-1.5, Pusa Napier o 419-76 X Buacu/122-11.2, Taiwán 146-2.03, Taiwán 146-2.85, Itambé II-2.46, Pusa Napier 419-76 X Cuba 116- 12.3 y Napier Pusa o 412-76 X Buacu/122-8.22, solo por mencionar algunos. Otros investigadores de Brasil Cipriano, de Andrade, Guim et. al., estudiaron 5 clones enanos para definir los mejores forrajes para ensilado en los que destacaron IPA/UFRPE Taiwan A-146 2.37 y el IPA HV 241 con mayor producción de materia seca, sin descartar las propiedades de IPA/UFRPE Taiwan A-146 2.114, Elephant B y MOTT que se deshidratan fácilmente después del corte y se pueden ensilar. En los EUA Zoldoske, Jorgensen, Norum y Rothberg; realizan pruebas de comportamiento agronómico para el clon Promor A en el campo experimental de Fresno en la Universidad de California que dispersa sus raíces a más de 2 metros. En México se han presentado trabajos de Pennisetum en tres reuniones de investigación pecuaria y en el futuro próximo estaremos reproduciendo las selecciones de otras partes del mundo. Para ampliar más la tecnología de micropropagación in vitro Cortegaza, y colaboradores presentó una guía para el cultivo de caña de azúcar en Sinaloa utilizando ápices meristemáticos para producir bancos de semilla de alta calidad, rendimiento y uniformidad a partir de tejidos selectos. El Centro en Investigación, Alimentación y Desarrollo (CIAD) Hermosillo, Sonora puede adaptar la selección y reproducción de Pennisetum purpureum en una cepa pura, utilizando su experiencia en agaves regionales que se cultivan en su zona de origen para producir el destilado de Bacanora. Lo importante para el productor es identificar el cultivar que le gustó y mantener la muestra de semilla vegetativa pura para establecerla en su pradera. La compra de semilla (grano) pura viable es factible (NO HÍBRIDO) pero no garantiza la uniformidad del lote, por su amplia heterogeneidad. Las parcelas que liberan al suelo semilla madura pueden germinar y contaminar la uniformidad de la cimiente original. En ambos casos no hay pruebas de certificación para garantizar lo que se está comprando. Tampoco hay manera de decidir cuál es el cultivar más productivo para una región específica hasta que se lleven a cabo pruebas experimentales in situ con evaluaciones agronómicas de adaptación, comparación, selección y reproducción. En ello interviene la digestibilidad del forraje para la especie animal que lo va a consumir y los factores agroecológicos que definen su rendimiento. Una siembra fertilizada tendrá mejor apariencia productiva por incrementos de 320 kilos de forraje verde por hectárea por día y un crecimiento de 2.7 cm de altura diarios, pero no significa que genéticamente sea superior. Esto indica que es un cultivo exigente al riego, a los fertilizantes y tiene la propiedad de dar respuesta al estímulo de nutrientes y clima con una mayor masa de forraje. Hasta ahorita no se ha hecho un trabajo serio mundialmente que permita diferenciar cultivares para alimento forrajero entre otras alternativas de producción; como bioenergía, celulósico para transformarlo en papel, en fibras textiles, para descomponerlo en azúcares, para la producción de etanol, como abono verde, mejorador de suelos, cultivos en asociación, ensilado, pacas y otros usos. Entonces la preocupación del productor es cuidar la cimiente que ya obtuvo, independientemente de su nombre u origen y personalmente mejorar su tecnología de producción y manejo agronómico acorde a su actividad ganadera o agrícola forrajera. Es diferente la decisión: a) Para el que vende masa de forraje por volumen y peso en corte de verde picado para ensilado, buscando una eficiencia por superficie y lámina de riego así como rentabilidad. b) Para autoconsumo en pastoreo directo con rotación cada 35 a 40 días a una altura mayor a 1 metro, en asociación con leguminosas. c) Como para el ganadero que lo adquiere para alimentar a los animales buscando calidad y digestibilidad de los nutrientes que permitan incrementar su rendimiento forrajero en parámetros de carne y leche. d) Ser solamente productor de semilla verde pura viable para siembras. Un mismo cultivo con diferentes propósitos y manejos. No hay que perder de vista que este tipo de forraje de corte en verde tiene solamente 12% de materia seca ya que gran parte de su volumen es agua y a los 70 días del rebrote los nutrientes alcanzan la mejor síntesis microbiana en el rumen, ideal para la producción de leche y pasando los 90 días se incrementa la materia seca por consiguiente el rendimiento por hectárea, edad fisiológica de la planta más adecuada para ensilado, pero la madurez no favorece la digestibilidad del producto por lo que se puede acondicionar el silo agregando melaza y grano molido para permitir una mejor fermentación anaeróbica. Consulte su asesor antes de añadir melaza, urea y grano. Aceptando esta etapa de decisiones que le corresponde al productor; en este artículo se darán a conocer metodologías, manuales, parámetros, tecnologías, sugerencias y orientaciones que van a definir el tipo de trabajo agronómico que debe realizar cada agricultor o ganadero. No se deben descartar adecuaciones y experiencias al uso de tecnologías empleadas en cultivos como caña, sorgo, maíz, bermuda, ryegrass, maravilla, zacate buffel de riego y otros forrajes. II. PRÁCTICAS AGRONÓMICAS PARA EL ESTABLECIMIENTO DEL CULTIVO En apoyo a los productores del trópico húmedo, López y Guerrero; llevaron a cabo una guía complementaria de lectura para la siembra del zacate maralfalfa en el estado de Veracruz., misma que puede ser lectura complementaria en el Noroeste de México para entender mejor este artículo técnico. Consultar la web para obtener esta publicación. a) ALTITUD, LATITUD. Andrade; en su tesis señala que las siembras del pasto maralfalfa reducen su crecimiento al pasar de los 2200 msnm resultando en cosechas con menor rendimiento. La misma cepa de pasto maralfalfa en donde sus hojas son pubescentes, éstas sufren cambios morfológicos de adaptación fisiológica cuando pasan a más de 900 msnm, resultando el cultivo con una planta de hojas lisas. Es una especie típica del clima tropical y subtropical con alta capacidad de adaptarse a la zona de bosque húmedo pre montano con más de 1000 mm de precipitación. Desde el nivel del mar hasta los 3000 msnm, con temperaturas superiores a los 10°C hasta los 30°C, siendo los más adecuados para la producción forrajera alrededor de 24°C. En el sur de Sonora el establecimiento de praderas de maralfalfa ha tenido una tendencia hacia la estación fría del año, durante el ciclo agrícola otoño – invierno. Esto debido a que el material vegetativo disponible para semilla se logra en los meses de noviembre y la apertura del ciclo agrícola se define en el mes de octubre dando pie a la autorización del agua de riego disponible en las presas. De esta manera las siembras de diciembre y enero presentan nacencias lentas y pobres. El cultivo se recupera hasta que las noches sean más cálidas con temperaturas superiores a los 15°C y con láminas frecuentes de riego para subir la humedad relativa del ambiente. En la fase fenológica de vaina ceñida se encuentran los mayores nutrientes digestibles y el pasto todavía tierno puede ser pastoreado por animales jóvenes, sin dejar varejones en el predio. b) PREPARACIÓN DEL TERRENO. No se ahonda en esta sección, ya que puede ser de mínima labranza, recomendada por Mas Agro del CIMMyT, CIRNO-INIFAP o adaptar trabajos similares de preparación del suelo para la tecnología INIFAP con cincel, barbecho cruzado, doble rastreo del sistema intensivo en la producción de granos como trigo, maíz, sorgo, sorgo forrajero y caña de azúcar en cada localidad de México. c) SIEMBRA. Para establecer la pradera de maralfalfa bajo irrigación se sugiere que sea sobre la rotación de algodón, hortaliza, frijol, trigo o cártamo sin maleza y no sobre maíz, sorgo que son cultivos más extractivos de nutrientes. En temporal requiere más de 1000 mm de precipitación y en el desierto sonorense no hay muchos potreros planos con estas características. Continuará… ΩC

Modificado por última vez enViernes, 02 Mayo 2014 09:36
volver arriba