Menu

loading...

Exigen ganaderos del norte estatal atacar el abigeato

Exigen ganaderos del norte estatal atacar el abigeato

Se reducen los hatos por la inseguridad existente, señalan los productores.

 

Los afectados comentan que se reducen los hatos ante la ola de delincuencia que los asola; pedirán al gobernador del estado que se actúe de inmediato contra el robo desmedido de cabezas de ganado

Yordi Buclón

San Felipe.- Asociaciones ganaderas del norte del estado pedirán al gobernador Miguel Márquez Márquez que se actúe de inmediato en contra del abigeato.

El presidente de la Asociación Ganadera de San Felipe, Arturo Domínguez, informó que debido al robo desmedido de cabezas de ganado, los presidentes de las asociaciones de los municipios de San Diego de la Unión, Dolores Hidalgo, San Felipe, León y Ocampo se reunieron, acompañados por 80 productores de la región, para solicitar al gobernador del estado que se lleven a cabo acciones en contra de los responsables de estos hurtos.

En el documento que enviarían, se pide la intervención inmediata del mandatario estatal, así como del procurador de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre, y del secretario de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca Appendini, para que con su colaboración se logre frenar el robo de ganado, que a la fecha se ha incrementado a gran escala y con uso de violencia, además que las denuncias interpuestas ante el Ministerio Público no han tenido ningún efecto.

Domínguez Castro comentó que en los últimos cuatro años, por ejemplo, la producción ganadera en San Felipe ha ido decreciendo debido a la inseguridad, ya que de 110 mil cabezas en 2014 a la fecha sólo 80 mil se encuentran registradas, lo cual indica que 30 mil se han perdido tras rematar el ganado, para prevenir que sea robado.

Asimismo, se quejan de que la ventanilla del Sistema Nacional de Identificación de Individual de Ganado(Siniga) señala que el aretado de animales ya concluyó, con informes que no son ciertos, pues algunos ganaderos que pagaron no han logrado obtener el arete que avala la propiedad de los hatos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Periódico Correo 

volver arriba