Menu

loading...

Falta de pastura y agua hace crisis en ganadería en Culiacán

Falta de pastura y agua hace crisis en ganadería en Culiacán

Urge que las autoridades municipales y estatales apoyen a los miles de pequeños productores de ganado, sobre todo de la zona de los altos, en donde la situación ya se ha tornado muy crítica tanto por la falta de alimento como de agua, exclamó el presidente de la Asociación Ganadera Local de Culiacán, Alfredo Sainz Aispuro.

Ante la falta de pastura en la zona de los altos, expuso que los ganaderos tienen la necesidad de que les lleven pastura a sus comunidades y lamentablemente la asociación no tiene recursos para subsidiarle este alimento.

Lo que sí se está haciendo, dijo, es negociar con los productores de maíz para comprarles las pasturas y luego llevarlas a las comunidades de los altos.

El problema, expuso, es que las trillas de maíz apenas van empezando y quienes están trillando quieren vender muy bien los esquilmos.

Lo que se busca, dijo, es por lo menos un precio de 12 pesos por paca para recogerlas en el mismo lugar de la trilla, aunque también se suma el problema de los altos costos del transporte.

Los transportistas, dijo, argumentan que el diesel está muy caro y tienen que recuperar lo que invierten más su pequeño margen de utilidad.

Alfredo Sainz expuso que la actividad ganadera todavía es una buena actividad que permite a los pobladores de los altos obtener algún ingreso lícito para la manutención de sus familias, y esa es razón suficiente para que las autoridades destinen algún subsidio para la compra de los esquilmos, que si bien no son un alimento muy nutritivo, por lo menos sirve para que el ganado se mantenga en pie y no muera.

En lo que se refiere al agua, el presidente de la Asociación Ganadera Local de Culiacán expresó que el problema también es crítico porque la mayor parte de los pozos ya se secaron y los arroyos también están secos.

Desde hace varias semanas atrás, expuso, los ganaderos se han visto obligaos a acarrear agua para darles de beber a sus animales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Heraldo de Tabasco 

volver arriba