Menu

loading...

Riñen ganaderos por liderazgo en Izúcar

Riñen ganaderos por liderazgo en Izúcar

Un grupo de la organización Surianos de la Mixteca busca que haya un cambio de presidente, otros quieren que siga Noé Ramos.


 

Los más de 350 integrantes de la organización ganadera Surianos de laMixteca se encuentran divididos, pues una grupo quiere que Noé Ramos siga al frente del ente, puesto que ha tenido por más de 10 años; sin embargo, otro sector se opone a que siga encabezándolos y nombraron a Carlos Felipe Muñoz Rosas como el nuevo representante.

Muñoz Rosas le exigió a Noé Ramos que rinda cuentas sobre el dinero que ingresa para la organización, así como de los cobros excesivos realizados dentro de la misma y la credencialización, pues señalan que se ha aprovechado de su puesto sin tomar en cuenta la opinión de los compañeros mixtecos.

Muñoz Rosas agregó que todavía no han recibido respuesta sobre los recursos gestionados para esta dependencia, ni se les han otorgado apoyos. Asimismo, desmintió la información de que se autonombró como representante, pues fue elegido por mayoría en una votación.

Por último, dio a conocer que el actual comité se niega a dejar el cargo y entregar el predio que en algún momento había sido utilizado por la organización.

Por su parte, el grupo que está a favor de Noé Ramos, justifica su permanencia, pues cuenta con experiencia de más de 9 años en la dependencia y debe seguir representándola.

Además, acusaron que Carlos Muñoz sí se autonombró presidente a través de un pequeño grupo que lo apoya, incluso amenazaron con que si la votación no se llevaba a cabo cerrarían la carretera internacional a Oaxaca, a la altura de esta zona.

De acuerdo con el protocolo de la organización cada tres años se debe cambiar de comitiva, regla que no han llevado a cabo hasta hoy en día.

Por último, se espera que ambas partes puedan llegar a algún acuerdo legal para la continuación de la compra y venta de ganado más importante de la región.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: El Popular
volver arriba