Menu

loading...

Mata sequía a mil cabezas de ganado en Tamaulipas

Mata sequía a mil cabezas de ganado en Tamaulipas

La sequía empezó a causar estragos en el campo tamaulipeco, donde se reporta la muerte de mil cabezas de ganado en la región de Méndez, así como 17 mil 832 hectáreas de diversos cultivos siniestrados por falta de lluvias y altas temperaturas.

Félix Rodríguez González, presidente de la Asociación Ganadera Local en Méndez, advierte que en esta región tiene el reporte de la muerte de mil cabezas de ganado.

“La situación se considera como grave, por lo cual los productores empezaron a realizar ventas de pánico de ganado, el cual tiene muy bajo peso”, dijo.

Los ganaderos están vendiendo a precios muy bajos porque buscan recuperar recursos, antes que se mueran más cabezas de ganado por lo flaco.

“Un animal que le falta alimento y agua, es más susceptible a enfermarse por infecciones que les pegan las garrapatas, la mosca prieta o el mal de la paleta, por lo que al final mueren”, explicó.

La ausencia de lluvias, relató, tiene las represas secas, lo que obliga a productores a gastar muchos recursos en llevar agua a los ranchos, comprar pacas, melaza o bloques minerales para alimentar al ganado.

“Cada vaca necesita por lo menos 40 litros de agua al día para sobrevivir en óptimas condiciones, por lo que un productor que tiene 10 vacas necesita llevarles 400 litros diarios, el que tiene 100 animales requiere hasta 4 mil litros de agua, por lo cual es muy alto el costo”.

El informe sobre el avance de siembras y cosechas del ciclo otoño invierno 2017-2018, de la SAGARPA, alerta que en Tamaulipas se registra el siniestro de 17 mil 832 hectáreas, por lo cual los cultivos más afectados, son; sorgo, maíz, cártamo y frijol.

El documento reseña que los daños se concentran en la región fronteriza del estado, donde las lluvias no se han presentado en este periodo.

El último reporte indica que de sorgo están siniestradas 16 mil 320 hectáreas, de maíz ; mil 162 hectáreas, de cártamo 300 hectáreas y de frijol 49 hectáreas.

Una forma para combatir los estragos de la sequía, sería técnificar 23 presas pequeñas que existen en diversas regiones del estado, por lo que iniciaron platicas con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), para activar éste programa, dijo Rural, Ariel Longoria García, Secretario de Desarrollo Rural

“El agua de esas presas podrían ser utilizadas para atender zonas afectadas por la sequía, al meter riego técnificado, con lo cual se maximiza el gasto del agua en beneficio de agricultores”.

Estas presas, dijo, se localizan en diversos municipios y son similares a la que existe en Caballeros, las cuales se pueden aprovechar con nueva tecnología.

“Iniciamos platicas con la CONAGUA, para rehabilitar esas presas pequeñas, a las cuales se les dotarían de sistemas de riego por goteo, para que los productores las usen para regar sus cultivos como; cítricos, hortalizas o nuevos productos que tengan mejor precio que el maíz o el sorgo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Nuevo Laredo

volver arriba