Menu

loading...

Heladas provocan desabasto de forraje

Heladas provocan desabasto de forraje

Las intensas heladas registradas en el Valle de Tulancingo han acabado con el forraje y campesinos ya padecen para alimentar a su ganado.
El desabasto de forraje verde depende de la intensidad del frío y este año ha sido más agudo que los anteriores, las consecuencias son mayores, comentó el asesor permanente de la Unión Campesina y Popular del Valle de Tulancingo (Ucampo Vatul), Pedro Soto.


La región, agregó, es consumidora de forraje del Valle del Mezquital donde no hay, por las heladas.
Ahora compran forraje seco y lo consiguen en otra parte, ya que hay quien se dedica triturar en esta época.
Consideró que se ve un panorama un tanto desolador para el sector campesino, pues, además, los insumos están muy caros.
“Se puede afirmar de manera contundente que el gasolinazo, el alza al diésel y del gas desataron el aumento en el precio de muchos productos”.
Lo que propicia que el productor logre escasas ganancias del campo, incluso que se reduzca a nada.
Tiene que gastar en mantenimiento de invernaderos, establos, combustible y electricidad, lo que afecta mucho al sector, refirió.
En cuanto al precio del forraje, dijo, depende del vendedor, pero la paca chica estaba entre 70 y 80 pesos y ahora aumentó a 90 y cien pesos; la grande, estaba entre cien y 110 pesos, actualmente subió a 140 pesos, lo que se traduce en varios cientos o miles de pesos más, depende la cantidad de alimento que compren.
Una vaca consume al menos una paca chica diaria, refirió Soto.
En unos casos, pocos, agregó, se previenen, ensilan y almacenan, pero quien no previene, debe guardar para comprar más caro, pedir prestado o hasta vender algún animal.
También hay quien siembra maíz forrajero para ensilar con todo y grano, unos más adquieren sorgo, pero la mayoría debe comprar más caro el alimento para su ganado.
Son seis meses difíciles los que confronta el sector campesino y si el invierno es crudo, aún más.
Para terminar, dijo que el sector que representa espera que el siguiente año venga mejor y no se registren incrementos, pues cuando apenas se van componiendo se ven afectados de nueva cuenta en su economía y quienes más lo resienten son los que menos tienen.

“La intensidad del frío este año ha sido más aguda que los anteriores, y las consecuencias son mayores”
Pedro Soto ortega
Asesor de la Ucampo Vatul

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Sol de Tulancingo 

volver arriba