Tras un repunte en marzo, en abril pasado se redujo ligeramente el delito de abigeato en Tabasco.